Reta Wikileaks

El cibersitio WikiLeaks colocó un archivo titulado “Seguro”, lo que suscitó conjeturas de que sus organizadores podrían estar preparados para divulgar más información secreta si las autoridades interfieren con ellos.

Con una capacidad de 1.4 GB, el archivo es 20 veces más grande que la suma de 77 mil documentos militares secretos estadunidenses sobre Afganistán que WikiLeaks publicó el mes pasado, y los criptógrafos dicen que es virtualmente imposible de penetrar, a menos que WikiLeaks revele el código.

¿Quiere saber mas?

Dossier Wikileaks: Repliquese para sobrevivir.

Dossier Wikileaks: El refugio Wikileaks

“No hay modo de que nadie tenga posibilidad alguna de saber qué hay allí”, advirtió el jueves Paul Kocher, presidente de la organización Cryptography Research, con sede en Estados Unidos.

Eso no ha acallado las especulaciones de periodistas y blogueros. Algunos anticipan que podrían ser los 15 mil informes de inteligencia que WikiLeaks dijo haber retenido para examinar. Otros, teniendo en cuenta su enorme tamaño, creen que podría ser la recopilación de los 260 mil cables diplomáticos secretos a los que supuestamente tuvo acceso el analista de inteligencia del ejército Bradley Manning.

El vocero del Departamento de Estado norteamericano P.J. Crowley admitió que el gobierno sospecha que WikiLeaks posee al menos parte de su tráfico de mensajes. La organización no dice nada, al menos en público. “No discutimos procedimientos de seguridad”, dijo WikiLeaks en un correo electrónico en respuesta a preguntas sobre el nuevo archivo.

El editor Julian Assange fue un poco menos lacónico, pero no menos enigmático en su respuesta a un entrevistador de la red estadunidense independiente Democracy Now! este mes.

“Creo que es mejor que no comentemos eso”, dijo Assange, según la transcripción que hizo la red de la entrevista. “Pero, usted sabe, uno puede imaginarse en una situación similar que sería mejor garantizar que partes importantes de la historia no desaparezcan”.

Los criptógrafos dicen que el archivo se abrió probablemente utilizando un código de 256 bits, conocido como AES256, que el gobierno estadunidense y otros utilizan para asegurar algunos de sus datos más delicados.

El pasado jueves, el Pentágono exigió nuevamente a la página web WikiLeaks que “devuelva inmediatamente” los más de 15 mil documentos militares sobre la guerra de Afganistán que aún no ha publicado y que borre de su portal los más de 77 mil que ya ha divulgado, dijo su portavoz, Geoff Morrell.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *