Movimiento vecinos por Narvarte

El día de hoy vecinos de la Colonia Narvarte fuimos víctimas del peor atropello y uso de fuerza pública por parte de las autoridades de Gobierno del Distrito Federal y Seguridad Pública.

A la carpa que hemos ocupado los vecinos de Diagonal San Antonio Poniente y calles aledañas de manera permanente y pacífica desde el día 8 de diciembre como protesta a las obras del paradero del Metrobús Línea 3 que pretenden instalar en esta zona, arribaron el día de hoy cerca de las 10am, vehículos que transportan maquinaria como martillo hidráulico y retroexcavadoras, acompañadas de camiones de Seguridad
Pública con más de 300 elementos de granaderos, para iniciar las obras sin ninguna autorización ni permiso. Haciendo con esto un despliegue absurdo e innecesario de fuerza pública contra la mayoría de los vecinos de esta colonia entre los que abundan gente de la tercera edad, mujeres y niños.

Así fue como de manera arbitraria y autoritaria comenzaron a quitar a la gente, golpearon a algunas personas que defendían sus derechos, empujaban a señoras y señores de la tercera edad con todo y sus bastones, sin respetar nuestros derechos como ciudadanos. Los vecinos pidieron se les mostrara la orden firmada por el juez que avalara que podían comenzar las obras, la cual nunca fue mostrada pues no existe
tal.

Llegaron personas de la CDHDF para ser testigos del abuso de autoridad del que fuimos víctimas. Las máquinas empezaron a romper el pavimento sin ninguna consideración y sin tomar en cuenta a los vecinos que nos encontrábamos sentados en el suelo y con las manos en alto, demostrando cómo nuestro movimiento es una resistencia civil pacífica y apartidista.

En el mismo lugar de los hechos se encontraban las autoridades del GDF, Martín Juárez, Guadalupe Juárez, Abelardo Rodríguez, todos de Concertación Política del GDF. Cuando los medios de comunicación arribaron a la carpa y comenzaron a grabar lo que sucedía, estas autoridades se escondían. Incluso cuando se les acercaron para entrevistarlos corrieron para evadir las cámaras. Su actitud todo el tiempo fue de burla y pasaban frente a los vecinos con una sonrisita sarcástica. Por parte de la Delegación Benito Juárez nunca hubo presencia de ninguna autoridad. Situación que ha prevalecido en todo el proceso de este movimiento. Aún cuando nuestro delegado Mario Alberto Palacios Acosta se presentó ante los vecinos el día Sábado 11 de Diciembre y afirmó delante de todos, incluso de los medios presentes que él aceptaba públicamente haber firmado el documento en el cuál negoció con las autoridades de GDF y Proyecto Metrobús que las obras se trasladaran al lado de Diagonal San Antonio Poniente y que nos iba a brindar todo su apoyo de la misma forma en que lo hizo del lado Oriente, dónde él tiene su domicilio en la calle de Petén y Diagonal San Antonio.

Así como algunos de sus colaboradores más cercanos quienes también viven o tienen negocios en este lado de la calle.

Las obras continuaron hasta cerca de las 2PM, cuando por fin las máquinas pararon ya que se solicitó que antes de que siguieran con la destrucción del camellón y las palmeras, se dialogara nuevamente con las autoridades.

A las 2:30PM se llevó a cabo una rueda de prensa con los vecinos donde declaramos nuestra postura ante el abuso de autoridad del que hemos sido objeto y se denunciaron las acciones de las autoridades como han ocurrido desde el primer día que inició este conflicto. Se hizo del conocimiento público que los vecinos aceptamos el diálogo y que una comisión asistiría a esta reunión en Gobierno Central buscando que las autoridades reconsideraran su postura. Esto con la consigna de no negociar nada ni firmar ningún documento sin que antes todos los vecinos estuviéramos enterados y de acuerdo a las acciones correspondientes que se llevarán a cabo por parte de nuestro movimiento a partir del día de hoy.

La reunión duró desde las 3PM hasta cerca de las 7PM. Los vecinos y medios de comunicación permanecimos reunidos en la carpa esperando a que esta comisión arribara para dar a conocer la información que se les había proporcionado en esta junta, como así lo hicieron a su llegada.

Se nos hizo del conocimiento que el Gobierno del Distrito Federal no reconsideraba su postura y que la mesa de diálogo versó únicamente sobre las medidas de mitigación una vez realizada la obra. Entre las que resaltan mejoras a las viviendas, reducción de obligaciones fiscales, seguridad pública, alumbrado, mobiliario urbano, microcréditos a los negocios, etc.

Se entregó incluso un documento en el que se hicieron once propuestas en este sentido a fin de que fueran presentadas ante la asamblea de vecinos y se pudiera tomar la decisión de aceptar por las buenas la obra motivo de este conflicto. Sin embargo rechazaron el planteamiento hecho por los vecinos en el cuál se proponía que únicamente fuera el retorno, sin que permanecieran unidades estacionadas en el camellón o que se cambiara la ubicación de este proyecto. En este sentido las
autoridades se negaron a esta petición y reiteraron que de seis a ocho unidades permanecerán estacionadas en un horario de 10:00 a 13:00hrs. , por lo que no se ha podido llegar a ningún acuerdo.

Los vecinos manifestaron su inconformidad ante estas medidas de mitigación planteadas por las autoridades, ya que el riesgo y la calidad de vida no pueden ser mitigadas con lo que además muchas de estas medidas propuestas, son obligación de la Delegación garantizar a los vecinos en cuanto a servicios públicos y de seguridad pagados, además, con nuestros impuestos. Por lo que decidimos permanecer en
plantón hasta que sea necesario, haciendo un llamado a nuestras autoridades a ponderar las solicitudes y necesidades de los ciudadanos, como ya se hizo en dos ocasiones que cambiaron el proyecto.

Confiamos también en que no se hará uso nuevamente de la fuerza pública, pues valoramos que eso sólo muestra falta de argumentos y de sensibilidad ante las peticiones de los ciudadanos. Además de ser una clara muestra de la prepotencia con la que hemos sido tratados, así como de las mentiras y falta de seriedad, ya que hubo declaraciones por parte del Subsecretario de Gobierno Juan José García Ochoa quien
afirmó que esta zona estaba abandonada, que no había vecinos que fueran afectados y sobre todo, que no había habido presencia de granaderos en la zona, lo cual resulta un insulto a la inteligencia de todos los presentes, incluyendo a los medios de comunicación quienes fueron testigos presenciales del despliegue que hicieron los elementos de la fuerza pública y que incluso pudieron observar como nos rodearon
helicópteros con francotiradores. Esta ha sido en general la actitud de nuestras autoridades, mentiras, burlas y engaño al resto de la ciudadanía y a los medios de comunicación. Lo que nos obliga a continuar en la resistencia civil pacífica.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *