¿Tranquilidad en Medio oriente? Brasil confia que si

El presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva seguía “optimista” este domingo acerca de una probable salida a la crisis nuclear iraní tras sus primeros encuentros en Teherán, a donde llegó el Primer ministro turco para participar en la mediación.
Lula da Silva, que se reunió el domingo con su homólogo iraní Mahmud Ahmadinejad, sigue “optimista” sobre la evolución de las conversaciones en curso para llegar a un acuerdo sobre el expediente nuclear iraní, declaró el domingo un miembro de la delegación que acompaña al mandatario brasileño.
“El presidente sigue optimista sobre las discusiones en torno al expediente nuclear”, declaró a la AFP este responsable brasileño, que pidió no ser identificado.
“Actualmente se llevan a cabo negociaciones y es necesario esperar hasta el fin de las discusiones el lunes” antes de poder hacer un balance de la mediación emprendida por Brasil entre Irán y las grandes potencias, añadió.
Por su parte el Primer ministro turco Recep Tayyip Erdogan llegó el domingo a Irán tras aplazar una visita a Azerbaiyán para poder ir a Teherán, informó la agencia de prensa Anatolia.
La decisión de Erdogan de venir a Irán fue tomada después de que el Primer ministro turco había indicado que no iría probablemente a Irán.
“Hemos tenido contactos del más alto nivel en Irán. Vamos a encontrar una oportunidad para el lanzamiento del proceso de intercambio” de uranio iraní, declaró Erdogan poco antes de su viaje a Irán.
“Hemos considerado que nosotros también debemos ir allá, en caso de que el intercambio se realice en Turquía”, añadió.
Esta visita es “una muestra del progreso en las negociaciones nucleares”, dijo el portavoz del ministerio iraní de Relaciones exteriores, Ramin Mehmanparast.
Erdogan considera insuficientes las respuestas de Irán a los esfuerzos turcos y brasileños para tratar de resolver la crisis nuclear iraní.
La mediación del mandatario brasileño, en la que ha estado involucrada Turquía, se produce al margen de una visita oficial destinada a reforzar las relaciones económicas y comerciales entre Brasil e Irán, y de la cumbre el lunes en Teherán de los No Alineados del G15, al cual pertenecen los dos países.
La mediación brasileña es presentada por las grandes potencias como “la última oportunidad” de evitar la adopción por el Consejo de Seguridad de nuevas sanciones a Irán.
Las posibilidades de éxito de esta mediación son consideradas escasas por Estados Unidos y Rusia.
Ahmadinejad y Lula da Silva reiteraron asimismo el domingo el refuerzo de sus relaciones bilaterales, según un informe oficial iraní sobre su primera reunión, que no menciona la cuestión nuclear.
Como única alusión a este tema, Ahmadinejad “agradeció al presidente brasileño su apoyo a los derechos de la nación iraní y sus posiciones para reformar el orden mundial”, indicó el portal de la presidencia iraní.
Según la misma fuente, Lula declaró que “Brasil considera sus relaciones con Irán como estratégicas, ya que los dos países pueden actuar con más fuerza”.
El canciller turco, Ahmet Davutoglu, había llegado a Teherán el domingo, a invitación de su homólogo iraní, Manuchehr Mottaki, para participar en las negociaciones, indicó la agencia Mehr.
Davutoglu mantuvo una primera serie de conversaciones con Mottaki acerca del intercambio de combustible, tema central del diferendo entre Irán y las grandes potencias, que temen que Teherán trate de dotarse del arma nuclear, lo que el gobierno iraní desmiente.
Las grandes potencias propusieron en octubre pasado a Irán que les entregara 70% de su uranio débilmente enriquecido para transformarlo en combustible nuclear para su reactor de investigación de Teherán.
Invocando la falta de confianza, Irán rechazó esa propuesta y planteó que el canje de combustible se realizara en pequeñas cantidades y en su territorio, lo que las potencias occidentales rechazaron.
Irán afirmó el sábado que hubo un acuerdo sobre la cantidad y el momento de un intercambio de uranio ligeramente enriquecido por combustible nuclear a 20%, y se mostró dispuesto a discutir sobre el lugar donde se realizaría el canje

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *