Posible peligro por derrame en Mexico

Autoridades y especialistas mexicanos descartaron “por el momento” que el derrame de crudo en el Golfo de México afecte aguas nacionales; sin embargo, advirtieron que existe la posibilidad de que durante la temporada de huracanes ??que inicia el sábado?? lleguen a costas nacionales fragmentos de hidrocarburo.

De ser así, los litorales de Tamaulipas, Veracruz y Tabasco podrían verse dañados, así como diversos humedales, especies marinas y la pesca ribereña de esas zonas.

En conferencia de prensa conjunta en la que participaron funcionarios de Petróleos Mexicanos (Pemex), Secretaría de Marina (Semar) y Secretaría de Medio Ambiente, mediante la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio), se reconoció que si las acciones que ha tomado Washington no tienen éxito, el control de la fuga podría tardar hasta cinco meses.

Carlos Morales Gil, director general de Pemex, recordó que “se trabaja en el segundo intento para colocar un dispositivo con válvulas que contenga el derrame, pero no es seguro que funcione”.

“Cada situación es diferente y ahora existe una incertidumbre?, pues los trabajos que se podrían hacer (en la plataforma accidentada) consistirían en colocar válvulas de cierres para reducir el conflicto. Eso llevaría unas dos semanas.

“La otra es construir pozos de alivio para sacar el crudo de manera más controlada. Esto tardaría entre cuatro o cinco meses, que es el rango de tiempo del que estamos hablando para que Estados Unidos solucione el problema.”

De ser así, México tendría mayor riesgo, pues de octubre a febrero las corrientes marinas llevan una dirección hacia el sur y siguen el contorno de la República, mientras que los oleajes actuales provocan que el crudo se desplace hacia Luisiana y el Río Mississippi.

En el caso de los huracanes, Juan Martín Aguilar, director de Metereología Marítima de la Semar, indicó que todo dependerá de la trayectoria del ciclón, pues los vientos fuertes dispersarían el derrame.

De llegar el petróleo a costas nacionales, aseguraron autoridades, éste estaría degradado y con menos toxicidad, ya que con el recorrido pierde densidad, pero aun así se impregnaría a organismos, embarcaciones y, además, se acumularía en playas y esteros.

Comunicación

El titular de la Semar, Francisco Saynez, descartó la colocación de barreras en el Golfo de México para contener posibles residuos.

“Ahora no es práctico, tenemos las herramientas como barcazas, tanques de almacenamiento y otros instrumentos para hacer frente a una emergencia. Esto se utilizaría, pero por esta vez no hay por qué.”

De igual manera, destacó que se mantiene comunicación permanente con el gobierno de Estados Unidos y la guardia costera, a fin de actuar en caso de una urgencia.

Informó también que, junto con Pemex y la Semarnat, se inició en la zona de Campeche un ejercicio sobre un hipotético derrame, el cual fue programado antes del desastre y con el cual se pretenden afinar los procedimientos para reaccionar a este tipo de situaciones.

José Sarukhán, coordinador nacional de Conabio, aseguró que no existe un daño ambiental por el derrame de crudo, pero manifestó que ??no necesitamos que un huracán disperse el petróleo, pues cualquier oleaje lo dispersaría y causaría daños severos, pero no podemos hacer un escenario complicado, lo que se requieren son acciones preventivas y la primera etapa sería realizar estudios en las especies?.

Si llegara a México el hidrocarburo, “haríamos una alerta, pero ahora no existe. Es como decir, ¿qué pasaría si nos cayera un aerolito? Sí provocaría daños, pero mientras no caiga no pasa nada”.

Detalló que la mancha de crudo tiene en estos días una extensión aproximada del DF, y podría afectar particularmente a las tortugas marinas, las cuales en estos meses parten del Golfo de México para desovar

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *