Terminan campañas en Chile

Los candidatos a la presidencia en los comicios del domingo se preparan para una, al parecer, inevitable segunda vuelta en enero y se esbozan alianzas para derrotar al favorito derechista Sebastián Piñera ante la perspectiva que inflija una derrota a la coalición centro-izquierdista que gobierna al país desde hace 20 años.
Piñera, abanderado de la alianza de dos partidos derechistas también trazó lineas para enfrentar el probable balotaje del 17 de enero al anunciar su nuevo lema: “Súmate al cambio”, que él dice encarnar.
El abanderado oficialista y ex presidente Eduardo Frei acogió en el cierre de su campaña la propuesta del candidato izquierdista Jorge Arrate de formar un frente común para intentar impedir el triunfo de Piñera.
El otro candidato con opción de desafiar a Piñera en la segunda ronda, el independiente Marco Enríquez-Ominami, se ha negado a unirse contra Piñera con el argumento de que no es necesario porque él será el que disputará la presidencia con el acaudalado empresario, como reiteró este viernes en declaraciones a APTN.
El comentarista Patricio Navia, que escribió un libro sobre Enríquez-Ominami y adhiere a su postulación, comentó el viernes que su actitud se aplica porque “él pondrá las condiciones” para apoyar a alguno de los dos candidatos en caso que no sea él quien dispute el balotaje.
Piñera, el favorito, es un acaudalado empresario de 60 años que se hizo rico con su estilo de agresivo emprendedor que le ha valido el apodo de “La locomotora” y que forjó su fortuna durante la dictadura de Augusto Pinochet. Pero él reprueba las violaciones a los derechos humanos durante la dictadura y asegura que votó contra la perpetuación de Pinochet en el poder.
En los dos partidos derechistas de su alianza hay varios dirigentes que cumplieron responsabilidades durante el régimen militar, aunque han tratado de desvincularse de sus lazos con el ex dictador luego que fuera procesado por violaciones a los derechos humanos y corrupción.
La familia Pinochet se ha quejado duramente contra esa derecha que electoralmente la abandonó. Un nieto de Pinochet postula como independiente a diputado por la negativa de los partidos derechistas a integrarlo a sus filas.
Tras concluir la campaña electoral a la medianoche del jueves los comandos comenzaron este viernes a retirar la profusa propaganda que desplegaron en el último mes. También concluyó la franja televisiva en la que los candidatos hacían propaganda. Las fuerzas armadas tomaron el control público y de los lugares de votación.
La presidenta Michelle Bachelet visitó este viernes el centro de cómputos y de prensa, instalado en una antigua céntrica estación ferroviaria. La mandataria destacó que “en general la campaña electoral se ha enmarcado en un clima de respeto y de tolerancia”.
Las mayores y más enconadas disputas curiosamente se registraron entre candidatos de la alianza derechista.
Junto con la elección presidencial este domingo se renovará la Cámara de Diputados y una parte del Senado.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *