¿Que es el Acuerdo de Copenhague?

El Acuerdo de Copenhague permite por primera vez enrolar a todos los grandes países contaminantes –tanto industrializados como emergentes– en la lucha contra el cambio climático, pero no fija metas ambiciosas ni un marco vinculante.
Estos son los principales puntos de este acuerdo de mínimos:

OBJETIVOS:
– El alza de la temperatura media del planeta deberá quedar por debajo de los 2C respecto a los niveles preindustriales (1800). Pero esta meta no está acompañada de garantías, ya que el acuerdo no menciona dividir por dos las emisiones contaminantes antes de 2050 ni fija la fecha en la que deberían de dejar de aumentar.
– Antes del 31 de enero, los países industrializados deberán comunicar sus objetivos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero para 2020 y los países en desarrollo han de anunciar lo que piensan hacer para atenuar las suyas. El texto no incluye objetivos cifrados.

VERIFICACION:
– Los compromisos de los países industrializados deben ser “medibles, notificables y verificables” (reglas MRV) para poder controlar que sean reales.
– Los países en desarrollo comunicarán ellos mismos, cada dos años, las informaciones sobre sus políticas nacionales, aportando los elementos que permitan “consultas y análisis internacionales” en “el respeto de su soberanía nacional” (una concesión a China).
Sólo las medidas que necesiten apoyo internacional, tanto financiero como tecnológico, estarán sometidas a las reglas MRV.
Este ha sido uno de los puntos más difíciles de negociar.

FINANCIACION:
– Una ayuda inmediata de 30.000 millones de dólares de 2010 a 2012 debe fomentar la adaptación de los países en desarrollo al impacto del calentamiento. Se concederá de forma “prioritaria” a los más vulnerables, sobre todo de Africa, y a las islas pequeñas.
– De 2013 a 2020, los países desarrollados se han comprometido a movilizar de forma progresiva hasta 100.000 millones de dólares. Estos fondos provendrán de “fuentes diversas, públicas y privadas, bilaterales y multilaterales, incluyendo las financiaciones innovadoras”. No se mencionan tasas.
– Creación del “Fondo Verde Climático” de Copenhague que apoyará proyectos de los países en desarrollo para reducir las emisiones, como por ejemplo la protección de los bosques y la lucha contra la deforestación, la adaptación, el refuerzo de las capacidades y la transferencia de tecnología.

OBLIGACION JURIDICA:
– Ante la altísima probabilidad de que la próxima conferencia de México, a finales de 2010, no dé a luz un nuevo tratado vinculante, el protocolo de Kioto es por ahora el único instrumento legal contra el calentamiento climático a pesar de que no concierne más que un tercio de las emisiones mundiales.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *