Muere reforma de salud en EU

El sueño anhelado de los liberales de tener un sistema de salud administrado por el gobierno quedó nulificado el miércoles en el Senado, pero el senador Bernie Sanders auguró que regresará cuando todos se den cuenta de que aseguradoras privadas “ya no son necesarias”.
El senador Sanders, un independiente y socialista, dijo que su propuesta es la única “que elimina el despilfarro de cientos de miles de millones de dólares en costos administrativos, burocracia y especulación que engrendran las companías de seguros privadas”.
Sus declaraciones le granjearon apretones de manos y algunos abrazos de los demócratas que se quedaron en el Senado para escucharlo.
Sanders admitió que la propuesta carecía de los votos para ser aprobada, y decidió retirarla después que el senador republicano Tom Coburn pidió que el texto de 767 páginas fuese leído en voz alta ante una cámara casi vacía. Después de tres horas, quedaban 139 páginas.
El teatro político tuvo lugar en momentos en que la Casa Blanca y los senadores demócratas trataban de llealud del presidente Barack Obama para evitar un bloqueo republicano.
El senador Nelson dijo a los periodistas que revisaba una propuesta para aplicar mayores restricciones al aborto, que es uno de los cambios que desea.
Nelson emergió como un nuevo factor de resistencia entre los 60 demócratas e independientes al comenzar la semana después que el senador independiente Joe Lieberman obligó a eliminar la propuesta para expandir el programa Medicare, que proporciona atención médica a los ancianos.
Un representante del senador Nelson, Tim Becker, se reunió con funcionarios de la Casa Blanca para dar los últimos retoques a las recientes negociaciones entre su jefe y el presidente, revelaron funcionarios demócratas.
En general, la ley tiene por objeto ampliar la cobertura de salud a millones de personas que carecen de seguro, prohibe que las aseguradoras nieguen cobertura a quienes tengan enfermedades preexistentes y reduce el ritmo de crecimiento de los gastos médicos a nivel nacional.
Los republicanos se oponen unánimemente, y acusan a los demócratas de aplicar duros recortes al Medicare y de aumentar los impuestos para crear un programa de nuevos beneficios que según alegan le da al gobierno un papel demasiado amplio en el sistema nacional de salud.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *