Insulza va en comision de la OEA

El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, ultima hoy los detalles y la composición de la misión de cancilleres que viajará a Honduras para tratar de persuadir al Gobierno de facto a aceptar el Acuerdo de San José.

El titular de la Organización de Estados Americanos (OEA) pretende tener todo atado a lo largo de esta mañana y anunciar los pormenores de la misión de alto nivel por la tarde, indicaron a Efe fuentes conocedoras de sus planes.

El propio Insulza dijo el miércoles, tras la sesión privada que celebró el Consejo Permanente de la OEA para estudiar el envío de la misión, que esperaba poder hacer el anuncio esta semana.

El máximo responsable de la OEA ha hablado con varios cancilleres para averiguar si estarían disponibles y dispuestos a integrar la misión, así como para organizar las fechas en las que los ministros latinoamericanos podrían viajar a Honduras.

El nuevo Gobierno de Honduras, encabezado por Roberto Micheletti, afirmó el jueves que está abierto a recibir a la misión de cancilleres de la OEA, pero enfatizó la necesidad de que sea “imparcial” ante esta crisis desatada a raíz del golpe de Estado que el 28 de junio derrocó y expulsó del país a Manuel Zelaya.

Insulza ha dicho que buscará un “adecuado equilibrio” en la composición de la misión de cancilleres, para que integre a miembros de los diferentes grupos regionales de América Latina, y también quiere que no viajen más de seis ministros de Exteriores a Honduras.

El secretario general de la OEA se enfrenta ahora al problema de que el Gobierno de facto de Tegucigalpa, si bien está dispuesto a recibir a la misión de alto nivel, no quiere que ésta sea integrada por ningún canciller de los países de la Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA) que, aducen, son “parte del problema”.

La vicecanciller hondureña, Martha Alvarado, afirmó ayer que los miembros de la ALBA “están descalificados para ser parte de una misión de observación en Honduras” , porque, dijo, “parte del problema” que atraviesa la nación tras el derrocamiento de Zelaya “son los países de la ALBA” , creada por iniciativa del presidente venezolano, Hugo Chávez, e integrado, entre otros, por Nicaragua, Bolivia y Ecuador.

El objetivo de Insulza es enviar la misión de cancilleres “lo antes posible” a Honduras, si bien quiere obtener antes del Gobierno de facto las “garantías” necesarias para que la delegación de alto nivel pueda viajar “sin problemas” al país centroamericano.

El titular de la OEA indicó el miércoles que espera que la misión pueda viajar a Honduras antes de que lo haga la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) , que visitará esa nación del 17 al 21 de agosto para indagar en denuncias que ha recibido sobre violaciones a los derechos humanos antes y después del golpe.

Hasta el momento, el único canciller que parece estar seguro en la delegación de cancilleres es el costarricense, Bruno Stagno, de acuerdo con el presidente ?scar Arias, el mediador en la crisis de Honduras y que ha propuesto el Acuerdo de San José como solución a la crisis política e institucional que atraviesa esa nación.

La misión de cancilleres intentará precisamente que el nuevo mandato de Honduras firme el Acuerdo de San José, que contempla un Gobierno de unidad y reconciliación nacional encabezado por el depuesto presidente, el adelantamiento de las elecciones, una amnistía general para los delitos políticos y una comisión de la verdad, entre otros aspectos

Technorati Profile

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *