Famosos a la politica, caray para algunos vendidos para otros, irrelevante

En la guerra y en el amor todo se vale reza el dicho, por lo que en la víspera de las elecciones de julio próximo los partidos políticos se juegan la imagen con todo. Algunos le apuestan a la belleza, otros al olvido y hasta a la rudeza.

Las listas de candidatos traen nombres ya conocidos, huesos duros de roer, pero también traen curiosas sorpresas.

Según la última encuesta realizada por UN IMPORTANTE DIARIO DE CIRCULACI?N NACIONAL sobre las preferencias electorales de los mexicanos, el PRI encabeza las preferencias electorales rumbo a los comicios de este año, con 15 puntos de ventaja sobre su competidor más cercano, el Partido Acción Nacional (PAN), y casi 25 puntos sobre el PRD.

Ante este panorama la apuesta de los partidos chicos es recurrir a figuras “populacheras” que atraigan a votantes con un perfil diferente al de los políticos tradicionales; sin embargo, las potencias electorales recurren a personajes de “colmillo” en la política.

Los rudos, los rudos, los rudos

En la política hay que pelear como en el ring, algunos aplauden, pero los que más lanzarán insultos como en la Arena México. Eso lo sabe el Pantera Rosa, Arturo Díaz, el Villano III, quien es precandidato por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) rumbo a una diputación en Iztapalapa.

Otrora el Verde tenía un diputado pugilista y ahora busca reemplazar a Jorge Kawaghi con otro experto en el costalazo. Los acercamientos del Pantera Rosa con los “verdes” empezaron desde abril, cuando el partido organizó una función de lucha libre para exigir que los niños no sean obligados a trabajar.

El Villano III forma parte de una dinastía de luchadores, maestros en el pancracio y fue quien precisamente perdió la máscara ante el ídolo de los niños (ahora, rudos), Atlantis, quien también ha coqueteado en la política, pero éste sólo con apoyo al PAN.

De acuerdo con el color de su capucha, apoya a los azules, al igual que un conjunto de deportistas, entre ellos Manuel Negrete, los medallistas olímpicos Soraya Jiménez, Fernando Platas, los hermanos ?scar e Iridia Salazar; y el futbolista, Manuel Negrete, entre otros de la “red de deportistas”.

Corre Ana, corre por tu delegación

Si en el pasado Ana Guevara corrió por México en juegos olímpicos y mundiales de atletismo, ahora lo hará buscando el registro por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) como delegada en Miguel Hidalgo.

Ana Guevara era hasta hace muy poco la directora del Instituto del Deporte del Distrito Federal (IDDF). Durante la campaña de Felipe Calderón rumbo a al presidencia en 2006, la medallista olímpica estuvo del lado panista, pero posteriormente aceptó el cargo en el Gobierno del Distrito Federal (GDF).

Otra fémina que busca un lugar en la política es Silvia Irabien, quien se dio a conocer como La Chiva en el Big Brother 2. Ella, incluso, ya registró su precandidatura como diputada por el distrito III de Yucatán por el Partido Social Demócrata (PSD).

Del Big Brother al PSD

La ex Big Brother Silvia Irabien es un caso especial. Pese a que participa en la campaña propagandística del Partido Social Demócrata (PSD), La Chiva no irá por la diputación, finalmente.
Después de anunciar su candidatura como diputada en el estado de Yucatán, incluso en los noticiarios, Silvia Irabien La Chiva, se retractó y aseguró que siempre no buscará un cargo de elección popular, porque cree que necesita prepararse. ??No voy por cargo público todavía, tengo muchas cosas que trabajar y que aprender, no puedes llegar improvisada y tratar de solucionar todo cuando no tienes los fundamentos, entonces hay mucho que prepararse?, aclaró La Chiva.

Más vale viejo conocido…

Hasta ahora, el Partido de la Revolución Institucional (PRI) es el único que no ha requerido del apoyo de figuras con más carisma que experiencia en materia política, más bien al revés, ha revivido a viejos dinos que se alejaron durante algunos periodos de sesiones del pleno o que por la razón que sea quedaron en el olvido.

Los tricolores revivirán a Emilio Chuayffet, un priista de largo historial, ex secretario de Gobernación, ex coordinador en San Lázaro y algunos otros ex cargos. Chuayfeet irá por una diputación del tercer distrito del estado de México, con sede en Atlacomulco. Nada qué sorprender.

En otro lado del ring, aunque no es luchador ni boxeador, en la esquina blanquiazul Manuel Espino el otrora líder nacional del panismo trata de obtener un escaño en la Cámara de Diputados durante las elecciones federales de julio próximo.

Sin embargo, el lado azul de inmediato se puso rojo ante las declaraciones de Espino, quien expresó duda ante el modo de elección del actual dirigente, Germán Martínez Cazáres. “Si hay esa actitud de echar andar la aplanadora en contra de todo lo que se relacione con Manuel Espino, no tendría ningún sentido, porque terminaríamos muy desgastados”, indicó.

Otro que batallará con su dirigente nacional será Alejandro Encinas, quien luego del popularmente bautizado cochinero en los comicios internos del PRD en 2008, ahora depende del aval de la dirigencia que encabeza muy a su pesar Jesús Ortega; el ex jefe de Gobierno admitió estar analizando una curul.

“Sin lugar a dudas tengo experiencia en el trabajo legislativo, en el gobierno, en el partido, en la academia, no descarto esa posibilidad”, dijo el cercano a Andrés Manuel López Obrador en enero pasado.
No sólo La Chiva estuvo contemplada por el PSD, otra serie de personajes que aspiran a una diputación por el mismo partido son la ex jefa de Gobierno del Distrito Federal Rosario Robles, que analiza la posibilidad de ir como diputada en la Asamblea Legislativa capitalina; el ex perredista Ramón Sosamontes, quien podría contender por una diputación local o federal; el ex legislador panista Francisco Solís, Pancho Cachondo, fanático de los table dance y parroquiano habitual, que buscará ser delegado en Cuauhtémoc.

Hermano de tigre

Con respecto a López Obrador, su hermano Pío inició a principios de este mes sus trabajos de precampaña abanderado por la Coalición Salvemos a México (PT y Convergencia), en busca de la candidatura de la diputación federal por el distrito electoral nueve de la zona oriente con cabecera en Tuxtla Gutiérrez.

El discurso del hermano del Peje es el mismo del ex candidato presidencial: el Movimiento en Defensa de la Economía Popular, del Petróleo y de la Soberanía Nacional.

La hermana del góber precioso de Puebla, Julieta Marín busca la nominación por la región de Ajalpan, confía en que el electorado olvide las tristemente famosas frases de su hermano, Mario.
De ser aceptada como abanderada del PRI, y en caso de que gane las elecciones constitucionales, será la segunda hermana del mandatario poblano en tener un escaño, pues Enrique Marín es actualmente legislador en el Congreso del Estado.

Entre las palancas familiares, el carisma y el colmillo largo y retorcido las candidaturas para julio próximo destacan que en la guerra, en el amor y en los comicios todo se vale

Technorati Profile

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *