Algunas dudas naturales en el caso Marti

Será…

Será verdad que las autoridades están inventando chivos expiatorios en el caso “Marti”?

Es verdad lo que la expareja de la única detenida de la “supuesta” banda de la flor, estaba el día que chofer de los Marti que identifica plenamente como encargada del supuesto operativo; ¿en Cancún con ella?

Es verdad que uno de los hijos del líder de la banda, que esta en terapia intensiva, denuncio un asalto que hace constar en una averiguación previa cuyo numero de expediente hay, no es tal líder de dicha banda y, solo es inculpado ya que no puede defenderse?

¿Es verdad que los “millones” que dice la autoridad tienen los secuestradores, están ocultos en cuentas casi rastreables y por ello, no se demuestra su procedencia del crimen organizado?

Lo que si es verdad, plenamente visible, es que las autoridades están bajo no mucha, sino muchísima presión tanto mediática como política y no se tocarían el corazón para fabricar culpables.

Lo que si es verdad es que desde la reforma al sistema judicial de ESTE MISMO A?O, la presuposición de inocencia rige en el país, así que ministerio publico y procuraduría del Distrito Federal deben tener ya suficientes pruebas para mostrar la culpabilidad de estas personas sin problema alguno.

Lo que estoy absolutamente de acuerdo es que en este tiempo actual que esta viviendo la sociedad mexicana, en donde la policía parece hiciera las cosas por encargo, que los políticos pareciera que hacen algo cuando van viendo que el malestar social a crecido, cuando única y exclusivamente se preocupan de su persona, de sus familias y de aquellos, que dinero tienen como para que les pueda denunciar u orquestar una campaña de tele y radio que, les trunque en la opinión publica, la vida labora en la burocracia; los que somos simples mortales, ciudadanos, aquellos que no andamos con escoltas ni tampoco somos tan “jugosos” para secuestrar, estamos confundidos y ya no sabemos a quien creer algo, no digamos todo.

Technorati Profile

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *