Actos contra “emos”, actos de mentes enfermas; por la tolerancia y el respeto

Me indigna imaginar que en México hemos llegado, a niveles de violencia como en otras latitudes del planeta.

Y aquí hago una pausa, no hablo o hago referencia quizá a las violaciones que indígenas tienen en Tamaulipas, ni en Chiapas, hablo de un grupo de adolescentes que esta dentro de su forma de vida y demás, el querer vestirse y creer en lo que les viene en gana sin molestar u ofender a otros.

chico emoMe refiero a los íemosî.

¿Qué diablo es un emo?

Ok, vayamos por partes.

De acuerdo a definiciones encontradas en la red un emo es 1) un género musical derivado del hardcore punk de fines de los años ’80, generalmente más lento y melodioso, 2) un término del argot usado para describir la gama de las actitudes y de los estilos algo afiliados con la música emo. Como adjetivo, “emo” puede describir un estilo de comportamiento o un estado general de infelicidad o melancolía (el mas acertado) y 3) Tribu urbana de Rosano el de Meristation, resultada de la fusión de los movimientos punk, gótico y pijo.

Pues bien, estos chicos que son localizables a simple vista ya que utilizan un fleco que les cubre de menos parte de la cara, han ido sufriendo de agresiones en la calle en grupos o de manera solitaria, por parte de inadaptados (no puedo decirles de otra forma) que se creen paridos por Dios y les da la oportunidad de señalar y cazar o agredir como si fueran miembros de una jauría a estos chicos.

El inicio de todo fue una campaña vía correo electrónico para darse cita en algún sitio (en la ciudad de México en la glorieta de insurgentes y en Querétaro una plaza cualquiera) para agredirles y correrles de dicho sitio.

¿BUENO Y QUE DIABLOS HAN PENSADO LAS AUTORIDADES?

Están absolutamente rebasados, es increíble ver que en dos ocasiones se han dado enfrentamientos entre grupos llamados emos y los que están en contra, algunos dicen que góticos, otros que punks, potros mencionan a darks; la verdad es que estos moviéndoos del pasado quedan originales muy pocos, aunque se sientan que son miembros de la dinastía que les viene de Europa, lo ciertos es que los mencionados como tales, ya son los menos; pero no es un solo grupo el que rechaza a los emos, también son personas que visten como usted o como yo, pero no tan comunes y corrientes ya que para ese grado de intolerancia hay que ser o retrasado mental o sencillamente un animal por lo xenófobo que se ve uno.

Según tengo entendido, en Querétaro que es uno de los estados mas tranquilos, con mejor seguridad y menos pandillerismo en el país, tengo entendido ya falleció un íemoî, luego de la reunión de mas de 800 personas para rechazarles de la plaza en donde se reúnen y golpearles.

Eso no es de personas, eso es de animales, una horda de mangostas rechazando a personas que a nadie molestan.

Tan extraño me es ver y enterarme de esto en un país como México, que sencillamente conmino a las autoridades no solo a evitar las agresiones y cuidar a las minorías, les felicito por tal actitud a las corporaciones policíacas tanto aquí como en Puebla como en Querétaro, sino también, que se busque la raíz de todo y se lance una campaña en pro de la tolerancia y el respeto a la vestimenta, a la forma de hablar, color de piel, estatus social, etc. ya que si bien existe eso contenido en las garantías individuales que son una de las máximas aportaciones del Derecho mexicano en su momento y se encuentran contenidas en la carta magna en sus primeros 25 artículos, no es posible un grupúsculo de criminales este azuzando a la sociedad para este tipo de actos vandálicos.

Personas que incitan así al odio entre semejantes son dignos representantes de estudio psicológico y psiquiátrico amen de sociológico, en instituciones de salud mental.

Si supieran un poco de historia sabrían lo que la xenofobia y el rechazo a las minorías ha hecho en otras ocasiones en el mundo, Darfur, Auschwitz, Serbia, Montenegro, Bosnia, Mississipi etc.

Technorati Profile

31 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *