Historia electoral a finales del siglo XX en México, y hoy en día

Algunos historiadores hablan (cuando tienen oportunidad, ya que no se porque a los especialistas en el pasado los relegan tanto, cuando son los que nos podrían decir si hay condiciones para repetir fenómenos o eventos que ya están estudiados, pero bueno) de que en la historia la maquinaria política del país, si y solo si, se reactivo con algo tan traumático como lo fue el fraude electoral del 88.

Quizá y muchos de ustedes eran niños (como yo, que estaba en la secundaria) pero, gracias a la historia e historiadores, podemos hacer una revisión.

Luego de que Miguel de la Madrid Hurtado, presidente que recibió al país en quiebra y con tasas de inflación de hasta el 110% anual, pusiera algo de calma y sentara las bases para lo que serian los ??pactos? de estabilidad económica, dijo que debía existir ??continuidad? y ??lógica? en el país y sus políticas económicas.

Eran los tiempos del presidencialismo faraónico, en donde todo el mundo se postraba y ??escuchaba? atentamente lo que el ??Señor presidente? tenia que decir, mas, al no verlo tan teatrero o falto de criterio para mandar, como López Portillo.

Así que con esa figura del México pos-revolucionario como lo era el ??dedazo? (acción de señalar quien era el heredero por encima de practicas democráticas como elecciones internas o escrutinio ciudadano), se heredaba el poder a un nuevo casi Tlatoani que vendía la idea al creyente y fervoroso pueblo, que ??El? si tenia la solución a los males del país, ??El? si sabia como mejorarlo todo, etc.

Pero ya existía el descontento social, el que mostraba signos de debilitamiento y mas con 18 años a cuestas (Díaz Ordaz, Luís Echeverría y José López) de no malos, sino pésimos gobiernos que iban mermando el optimismo, optimismo que había endeudado a todo México y una corrupción a todas luces que era representación de un cinismo hiriente, desde el oficial de policía hasta el alto funcionario publico.

Es como alguien, herido por no obtener lo que deseaba (el ing. Cárdenas Solórzano) creo un cisma en el PRI y jalo, varios políticos ideológicos con el, entre ellos a Muñoz Ledo.

El candidato oficial era Salinas de Gortari y por el PAN, Manuel J. Clouthier.

La ??izquierda? que era reconocida por ideas de corte socialista chocaba contra las acciones populistas del tricolor.

Cuauhtémoc Cárdenas Solorzano El ing. Cárdenas comenzó una escalada de eventos que le fueron significando auténticos golpes de suerte, hasta crear el frente Cardenista de Reconstrucción Nacional, aglutinando a la izquierda y a los necesitados en un mismo movimiento.

El fraude se canto a todas luces, eran tiempos de que el Instituto Federal Electoral estaba en manos del gobierno, no existía como le conocemos, los presidía el secretario de gobernación, en aquel momento Manuel Barlett, que daba a conocer las cifras del ??triunfo? de Carlos Salinas jugueteando un lápiz, de forma tan nerviosa que nadie le prestaba atención por el dichoso lápiz en su mano derecha.

Se esperaban en sectores agraviados una llamada a la defensa del voto, a la lucha por el respeto de la voluntad popular y demás.

Nunca se dio, algunos señalaron que era ??miedo? o el ??inge ya se había vendido? pero la formación de lo que conocemos hoy como IFE y, del PRD, fue el mayor legado de esos comicios.

La forma en que Salinas de Gortari buscaba legitimidad era a través de obra social pero mientras iba orquestando las reformas de estado aun con mayoría en el congreso, la sociedad fue presionando hasta que lo logro, que se hicieran las adecuaciones al sistema electoral.

IFE logo Así se dio la primera reforma electoral en décadas, en 1991, se desincorporaba el IFE a la secretaria de gobernación, pero no era suficiente, no fue sino hasta con el Dr. Zedillo en el 1996 que se ciudadanizó y doto de fuerza y estructura para tener autonomía económica y personalidad jurídica; eran los tiempos del Dr. José Woldemberg, primer presidente ciudadano del IFE que repitiera cargo por su magistral forma de ir conduciendo al instituto y hablando derecho con la gente.

En repetidas ocasiones quiso renunciar, los partidos políticos le señalaban injurias y estaba hasta el comino de cansado, pero Zedillo lo apoyo, ya que se pueden señalar muchas cosas al Dr. Zedillo pero realmente fue estadista al recomponer a México y permitir la alternancia.

Los partidos políticos veían cada vez mas acotados sus feudos, el PRI pierde el congreso, luego la presidencia; son los tiempos de la alternancia.

Las victorias que se ganan hoy en las urnas en otro momento se ganaron en las calles, en los debates y sobretodo en el congreso de la unión.

Hoy podrían quedar como un periodo mágico de México.

Y es que si bien con el golpe de estado, que desde el Foxismo se viene gesticulando hacia el IFE, ha tenido su cuota.

Los partidos políticos deseaban ir obteniendo parte de ese poder que han ido perdiendo ante primero, el presidente y cuando el congreso pudo generar hasta el cambio de sistema político; se lo cedieron a los medios de comunicación.

Si, el poder es visto como una jugosa prostituta que todos manosean menos la gente normal como los ciudadanos comunes y corrientes del pueblo.

De los medios de comunicación, vamos, parecía tocaría al pueblo y son los partidos a través de sus congresistas los que están retomando viejas cuotas de poder con la moneda de cambio a través de un moderno presidencialismo.

Felipe Calderón y Andrés Manuel Y lo digo así ya que Felipe Calderón uso como moneda de cambio al IFE y la reforma electoral por la malograda reforma fiscal que si da mas dinero pero esta complicando el sistema fiscal mexicano al grado de analistas económicos dicen que el nuevo IETU (Impuesto Empresarial de Tasa ?nica) esta sepultado a un par de años que se derogue y, regresemos a como estábamos, bueno, peor? Ya con un IFE ??nuevo?, ??fortalecido? y sobretodo, manoseado por los partidos políticos que removieron y colocaron consejeros electorales hasta en una forma desfachatada que haría suponer el congreso de la unión no sesiono en votación solemne sino como una banda de amigos que preparo todo para tomar por asalto al IFE y ahora ser los que dispongan de cuanto presupuesto se le dará al IFE, quien ponga o quite a los consejeros y claro esta, a sui antojo bajo criterios que ni los diputados mismos parecen respetar.

Le doy mi voto de confianza a los tres primeros consejeros, pero a la primera provocación que vea de algo indebido, aquí lo haré señalar ya que es el IFE, de las pocas instituciones en las que cree el pueblo, aun con los golpeado que lo dejaron las elecciones del 2006.

¿De acuerdo?

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *