Reforma migratoria en México

Siempre lo he dicho; el buen juez por su casa empieza.

Y en materia migratoria creo que México exige mucho a Estados Unidos protegiendo a sus connacionales aun cuando hemos dicho que podemos levantar la voz pero mas allá de que sean atendidas nuestras suplicas y quizás, quejas por mas enérgicas que sean, no podremos hacer mas vía chancillería por un trato mas justo, igualitario y quizás por la reforma migratoria que desde tiempos de Fox se esta hablando.

Pero con que cara podemos hablar de los derechos humanos de los emigrantes si tenemos en el sureste del país, indígenas salvadoreños, guatemaltecos y hondureños que van camino a estados unidos o siquiera quedarse en México trabajando en la pizca de algún producto como lo puede ser el plátano (cuya empresa quedo terriblemente golpeada con las inundaciones de Tabasco) o el café o el cacao, etc.

Y, los tenemos como a los jornaleros mexicanos en Texas o California sino es que un poco peor.

Bueno, el actual gobierno esta pensando poner el ejemplo ante otras naciones, diseñando un esquema de reforma migratoria integral donde, se piensa en todos ellos que en territorio nacional han estado de menos un lustro.

La reforma que esta comenzando a cocinarse busca legalizar en forma de trabajadores o residentes dependiendo el tiempo, la forma y conducta del inmigrante en México, a miles de personas para que se legalicen y eviten ser extorsionados por autoridades y empleadores.

Claro esta, me permito un comentario también, y que paguen impuestos.

Digo, esta idea no es nueva, viene desde la Roma antigua cuando el imperio necesitaba recursos se conquistaba y cobraban impuestos y cuando se requería aun mas dinero para ciertas labores acciones o no se yo, quizás empresas o lujos de los dirigentes romanos, pues sencillamente se hacia un censo y sobre el, se vendía la ciudadanía Romana para que aquellos que no lo eran pudieran acceder a ciertos beneficios pero claro, pagando tributo al estado.

Quien no me crea que vea cualquier libro de derecho romano (recomiendo el de Román Iglesias, Derecho Romano, ya fallecido pero que fue el único romanista mexicano reconocido mas allá de nuestras fronteras, cuando contaba la historia, parece la había vivido) y vaya siguiendo muy bien el porque de ciertos eventos en la antigüedad.

Ahora, hay que ver que alcances tendrá esta reforma, de antemano se sabe que muchos guatemaltecos trabajan en los estados fronterizos del sur de México y que van y vienen diariamente entre ambas naciones; a ellos hay que emitirles un documento de trabajo mas no la residencia; olvidémoslo de la nacionalidad.

Algunos ya viven entre nosotros, otros solo están de transito rumbo a la frontera norte para perseguir el sueño americano.

Ok.

Hay que ir viendo como incluirlos a todos los esquemas legales y puedan viajar tranquilamente si están de paso por México, dejando de ser blanco para polleros que los cruzan por la frontera sur y los abandonan a su suerte del lado mexicano, otros que los transportan en condiciones infrahumanas y otros sencillamente se van solo y pueden ser presa de pandillas o autoridades que los extorsionan o matan.

Ahora, como les digo, esta por arrancar este proyecto, por el momento solo se contemplaran trabajadores Guatemaltecos, pero se debe también a que autoridades Guatemaltecas están detrás del mismo y quieren que se haga una frontera compartida a 100 kilómetros de la frontera legal, para que se pueda traspasar sin tanto problema siendo personas de bien que solo buscan ganar el pan de cada día.

Si funciona, quizás y porque no, también se instaure a otras nacionalidades.

Pero por el momento, ya las formas podrán encontrarse en la frontera sur mexicana en el transcurso del próximo año, aunque aun se este definiendo el alcance de esta reforma migratoria para trabajadores y personas que demuestren un lustro de buen comportamiento.

¿Estamos?

¿Que pensaran nuestros vecinos del norte?

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *