Ley de salario máximo, un buen deseo nacional ante las marranadas del Congreso de la Unión

Díganme si esto no es una desvergüenza.

Sucede que si bien se ha firmado la ley de salario máximo, en donde solo consejeros del IFE, así como altos magistrados de la suprema corte de justicia y del tribunal electoral, serán los que sigan ganando más que el presidente por un tiempo, esto no es más que una mascarada.

Figúrense que la voluntad de nuestros estimados congresistas esta mas allá de todo valor autentico a la defensa de nuestros recursos para no ser parte de un dispendio vertido a la basura.

Y es que si bien, la ley de salario máximo es una buena medida, donde el pan y PRD se están perdiendo la paternidad de dicha ley, ya que en algún momento tanto Calderón como López obrador mencionaron que nadie debería ganar mas que el presidente (en campaña López Obrador, en la practica, los senadores de la fracción parlamentaria de acción nacional), es señalar la paja en el ojo ajeno sin ver la viga en el propio.

Los partidos políticos al apoyar esta ley, se hicieron a si mismos un pequeños favor, querer aspirar a tener el salario del presidente para sus congresistas.

Así como lo oyen, esta bien que el salario de los diputados no sobrepasa los 70 mil pesos, pero esto no cuenta o ve, las prestaciones como auto, dos salarios para asistentes y asesores (salarios de 20 mil pesos cada uno, para que los asesores sean en materia sobre la cual se vaya a legislar) así como vales de despensa y viajes pagados si son del interior de la republica para que vayan a su tierra, así como también gastos en telefonía, algunos ya de Internet, etc. etc. etc.

Bueno, como les explico que hasta peluquería que hay en el palacio legislativo donde sale el corte de cabello de cada diputado en unos 3 mil pesos al año? ¿y el restaurante que esta entro?, ¿Qué me dicen de los seguros de gastos médicos mayores? ¿Y el de vida de hasta dos millones de pesos que tienen contratados?

¿No creen ustedes, que estos son algunos gastos que deberían correr por cuenta del propio legislador?

Pero bueno, déjenme decirles algo mas, en enero pasado se aprobaron una dieta de 18 mil pesos por diputado para poner una oficina de atención a la ciudadanía en su distrito, y multipliquen esto por 500 diputados que son.

Además, esta bien que no se pueda ganar mas que el presidente, pero aunque esta mascarada sea una idea que venda la imagen de que los congresistas están cuidando el dinero de los contribuyentes, déjenme decirles que para seguir en el tenor, hicieron un recorte de 700 millones de pesos en el presupuesto del IFE, pero claro, con la sabiendas de que no podría hacer el IFE ese recorte en la dietas a los partidos políticos, partidos políticos que dieron cabida a as candidaturas de todos ellos.

Como quien dice, el sistema de partidos en México esta protegido por todos lados al grado de que los mismos engendros de congresistas que vomitan los partidos políticos, estarán velando por los intereses no del pueblo sino de los que les permitieron llegar a dicho cargo, no los electores, claro, sino los partidos políticos.

Y es que los partidos políticos además de ser en muchos casos un negocio familiar (convergencia, partido verde ecologista de México, nueva alianza y otros, que están de satélites en los estados) están siendo la veta de ganancias millonarias para empresas monopolicas que ofreciendo sus productos para estar cerca de la gente, se hinchan de ganar dinero de nuestros bolsillos.

¿Un ejemplo?

Las televisoras, esta bien, le dicen ley Televisa a la ley de medios signada mediados del año pasado y de la cual ya casi nadie habla por el cambio de gobierno, pero como ya dije una vez, los mismos candidatos sin importar el color tuvieron que cuadrarse ante los deseos de la televisora avenida Chapultepec (ok ok, Televisa) para no hacer enojar a los periodistas que en ella laboran y así no tener una tunda de sus comentarios ni tampoco, los peores tiempos, aun López obrador.

Y además, de todo lo mencionado si les parece poco, déjenme les presento a la joya de esta corona que enmascara todo esto de la nueva era de los ahorros en el sexenio por parte de nuestros congresistas, aun con la ley de transparencia para todas las instituciones del estado, los partidos políticos no entran en este apartado, si así como lo leen, no entran a la transparencia de sus fondos ya que son órganos políticos de interés social, bajo esta bandera, se cubrieron las espaldas los partidos políticos que le dieron las candidaturas a los congresistas que están legislado estas marranadas.

Un partido político, que recibe una dieta económica del dinero de nuestros bolsillos, no explica cuanto ni cuando ni como gasta el dinero que le damos.

Díganme sino la ley de salarios máximos ha dejado atrás una cadena de cadáveres que apestan, muertos por el doble discurso que están guardando nuestros congresistas, mas aun, cuando tienen el cinismo de querer aparentar ahorradores y claro esta, próceres de la construcción de este nuevo país.

¿Pero saben quien es el mas gran aliado de ellos?, nosotros (bueno, no particularizo, sino generalizo, nosotros como pueblo, sociedad) que no teneos muchas veces idea y sentido de responsabilidad política cada vez que hacen sus legislaciones en pro de querer arreglar algo pero, sin afectar sus intereses, ¿pues donde queda eso de ley para todos?

¿Molesto?, si, bastante, ¿y ustedes?

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *