Villaurrutia y Novo, a la UNAM

Clamen las musas del arte que noticias así no cualquier día.

Me van a disculpar pero es que cuando leo este tipo de información me siento orgulloso de haber pasado por la máxima casa de estudios y además, que exista aun interés por los poetas de otro tiempo.

Si, claro; el tema no es muy acorde al tema del blog pero seamos honestos, hagamos una pausa temática y además mental ante estas fechas pasadas en donde el blog estuvo lleno de información política nacional, así que, me excusaran.

Según informaron en los medios de comunicación, no todo, pero un poco del legado de los poetas Xavier Villaurrutia y Salvador Novo, será acogido por la facultad de filosofía y letras de la UNAM.

Lo que esta siendo donado es la mascara mortuoria del poeta y dramaturgo Villaurrutia, y es que la tercera década del siglo XX señala un periodo extraordinariamente fecundo para la poesía latinoamericana tanto obras clásicas como creaciones experimentales influidas por las distintas experiencias vanguardistas que surgían en el panorama de la literatura universal fueron viendo la luz.

Me emociono solo de recordar aquellos tiempos (que claro, no viví pero me habría encantado poder ser testigo de ellos), en América latina, la ciudad de México fue junto con Buenos Aires y la Habana, el centro de la vanguardia poética, la que vio aparecer tendencias literarias que revelan la influencia de las ideas revolucionarias, como el estridentísmo, influido por la poesía futurista, que cantaba el progreso técnico como fuente de liberación humana y una ciudad ideal.

En este contexto se enmarca el buen Xavier Villaurrutia.

Nació y murió en la ciudad de México; fue de los estudiantes prolíficos de la escuela nacional preparatoria, donde fue condiscípulo de Jaime Torres Bodet y claro, Salvador Novo.

De Salvador Novo, la UNAM esta recibiendo 11 sonetos (algunos de ellos, inéditos); Salvador nace 1904, en la Ciudad de México, siempre deseo innovar y buscar nuevas formas de expresar la poesía, así que junto con Xavier Villaurrutia fundan la revistas Ulises en la década de los 20s.

Los dos, fueron siempre inquietos y tuvieron diversas inspiraciones, la mujer uno; el otro, prefería ver los sentimientos sin sexo alguno definido, y es que decirse gay en aquella época era difícil, pero Novo lo hizo y jamás lo oculto, aunque pareciera delicado o afeminado, el era así feliz.

El que llegue a la facultad de filosofía y letras tanto los sonetos como también la mascara mortuoria, me representa una aceptación sobre que dicho recinto del saber en la Universidad Nacional, es reconocido como máximo exponente de las letras escénicas así como del pensamiento plasmado por estos dos grandes.

No deseo extenderme, la verdad es que prefiero dejarles un par de obras de estos monstruos de la literatura

Xavier Villaurrutia
Amor condusse noi ad una morte

Amar es una angustia, una pregunta,
Una suspensa y luminosa duda;
Es un querer saber todo lo tuyo
Y a la vez un temor de al fin saberlo.

Xavier Villaurrutia
Amar es reconstruir, cuando te alejas,
Tus pasos, tus silencios, tus palabras,
Y pretender seguir tu pensamiento
Cuando a mi lado, al fin inmóvil, callas.

Amar es una cólera secreta,
Una helada y diabólica soberbia.

Amar es no dormir cuando en mi lecho
Sueñas entre mis brazos que te ciñen,
Y odiar el sueño en que, bajo tu frente,
Acaso en otros brazos te abandonas.

Amar es escuchar sobre tu pecho,
Hasta colmar la oreja codiciosa,
El rumor de tu sangre y la marea
De tu respiración acompasada.

Amar es absorber tu joven savia
Y juntar nuestras bocas en un cauce
Hasta que de la brisa de tu aliento
Se impregnen para siempre mis entrañas.

Amar es una envidia verde y muda,
Una sutil y lúcida avaricia.

Amar es provocar el dulce instante
En que tu piel busca mi piel despierta;
Saciar a un tiempo la avidez nocturna
Y morir otra vez la misma muerte
Provisional, desgarradora, oscura.

Amar es una sed, la de la llaga
Que arde sin consumirse ni cerrarse,
Y el hambre de una boca atormentada
Que pide más y más y no se sacia.

Amar es una insólita lujuria
Y una gula voraz, siempre desierta.

Pero amar es también cerrar los ojos,
Dejar que el sueño invada nuestro cuerpo
Como un río de olvido y de tinieblas,
Y navegar sin rumbo, a la deriva:
Porque amar es, al fin, una indolencia

Salvador Novo
TU, YO MISMO

Tú, yo mismo, seco como un viento derrotado
Que no pudo sino muy brevemente
Sostener en sus brazos una hoja
Que arrancó de los árboles,
¿Cómo será posible que nada te conmueva
Que no haya lluvia que te estruje
Ni sol que rinda tu fatiga?

Salvador Novo
Ser una transparencia sin objeto
Sobre los lagos limpios de tus miradas.
¡Oh tempestad, diluvio de hace ya mucho tiempo!
Si desde entonces busco tu imagen
Que era solamente mía
Si en mis manos estériles ahogué
La última gota de tu sangre, y mi lágrima,
Y si fue desde entonces indiferente el mundo,
E infinito el desierto,
Y cada nueva noche,
Musgo para el recuerdo de tu abrazo,
¿Cómo en el nuevo día tendré sino tu aliento,
Sino tus brazos impalpables entre los míos?

Lloro como una madre
Que ha reemplazado al hijo único muerto.
Lloro como la tierra que ha sentido dos veces
Germinar el fruto perfecto y mismo.
Lloro porque eres tú para mi duelo
Y ya te pertenezco en el pasado

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *