Objetores de conciencia…

Todos tenemos valores en el Mundo, desde el cruel asesino hasta la monja asistencial en el congo; el multimillonario de wall street o el aborigen en la nueva guinea.

Siempre han existido los sentimientos, desde que vestíamos la hoja de parra, enjuiciar a un Hombre (raza, no sexo) es ponernos en la picota bajo la espada de Damocles. Tendríamos que ponernos en los zapatos del otro, para saber que lo llevo a actuar o no de tal o cual manera.

Existen efectivamente, herramientas que nos ayudan a tratar de dilucidar la mente de las personas, pero siempre hay verdades que se quedan dentro, ya sea conciente o inconscientemente hablando.

La Xenofobia existe propiamente dicha desde el caso Dreyfus en Europa del siglo XIX, un soldado judío Francés, vende a los Germanos secretos militares. Se le encarcela, se le juzga se le condena se le perdona y así se le vuelve a juzgar para condenar y absolver. El caso Dreyfus dividió a la Europa de entonces, y aun es recordado por muchas cosas, una de ellas la forma de que intelectuales de la época olvidaran el foco de atención a juzgar para pedir la muerte de íun infeliz humano nacido un puerco judíoî. Pero bueno, el caso Dreyfus puede ser tocado en otro momento.

El primer antecedente de los Derechos Humanos es la carta de los Derechos del Hombre y el Ciudadano, firmada en la Asamblea Constituyente Francesa de 1789, con el primer precepto que hasta a la fecha, es una verdad innegable: ílos hombres nacen y viven libres e iguales en derechos…”

Luego, varios países toman dicho espíritu y anexan en sus Constituciones, Cartas Magnas, México lo hace con las Garantías Individuales. La Asamblea General de las Naciones Unidas, crea así en 1948 la Declaración Universal de los Derechos Humanos. En su articulo 18 dice íToda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y religiónî.

Este punto es muy endeble en cuanto a conciencia, ya que a lo que se refiere a Religión y pensamiento, es claro.

Desde siempre, han existido con diversos nombres los íObjetores de concienciaî, que según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua a la letra versa: í1.- Adj. Que objeta. 2.- Persona que se niega a prestar determinados servicios, especialmente el servicio militar por razones éticas o religiosasî.

En todo el mundo ha habido objetores de conciencia, por ejemplo, Mohamed Ali paso años encerrado en la cárcel acusado de traición a su patria, deserción y no recuerdo que mas por no aceptar ir a Vietnam, tenia esa ruta o exiliarse en Canadá como mas de mil jóvenes soldados lo hicieron durante esa guerra.

En Israel cada día mas, son los objetores de conciencia que empiezan, lamentablemente a tener problemas por su decisión firme y valiente, de decir íNoî a trabajos en el servicio militar o en el ejercito de su país, en los campos ocupados. Se sabe a que huele ahí, a odio, hambre, miseria, temor; aderezado por el dulzon buqué de la muerte. De un lado las patrullas en vehículos blindados, del otro los pandilleros como jaurías acechandolas, los combatientes con mísiles qassam en el lado palestino del muro y del otro, helicópteros apache que suben 150 o 200 metros para soltar mísiles.

Los refuseniks en su mayoría, anónimos; son objetores de conciencia en las fuerzas armadas Israelíes que simplemente se niegan a obedecer ordenes que pueden costar la vida de otros o la suya propia. Las fuerzas armadas han recrudecido sus amenazas y castigos a estos valientes que defienden su postura y enaltecen el valor Humano de la vida, quieren la paz y saben que la guerra y el enfrentamiento No es el mejor camino. En un principio había solo soldados, pero ya cada día hay mas oficiales de mediano cargo, tanto de la aviación como de infantería, los refuseniks han iniciado a levantar la voz en pro de los procesos de paz que tienen un momento clave con la muerte de Yasser Arafat.

Así como en México cada vez mas las voces en pro de seguridad, espero sean cada día más voces las que se levanten en Israel en pro de la paz, dejando a un lado diferencias, para que el Mundo, sea un mejor lugar donde vivir.

*Articulo publicado por un servidor en Mundo Abierto, blog de Temoris Grecko en el diario el Universal

Technorati Profile

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *