Corrupcion en el cefereso #1 La Palma

Cuando un ser Humano inflinge la ley, la sociedad lo castiga de diversas maneras.

Lo importante, es que recibe una sanción por su acto u omisión.

Esto, es lo que permite que el estado de Derecho no sea vulnerado y la igualdad sea demostrada al no haber concesiones que el marco jurídico no muestre como significativas. A lo que Yo he tenido a bien llamar ívariable Humanaî muchos hacen referencia en nombrar como ídiversidadî de puntos de vista.

Cada cabeza es un mundo, en pocas palabras y así es como se buscan consensos para que se puedan normar criterios y por ende, existan parámetros de acción.

Los sistemas legales como en México, que son positivistas, se les entiende de esta simple manera, lo que no esta dicho esta permitido, en base los códigos legales y leyes asistentes.

Por ende, el Derecho tiene formas de ayudarse con la Jurisprudencia, la Costumbre y los principios básicos del Derecho.

Pero que pasa, cuando un delincuente sigue violando la ley aun cumpliendo su castigo…

En la palma (cefereso #1), antes conocido por el nombre de íAlmoloyaî, el penal de mayor seguridad en el país, sea descubierto que el crimen lo tiene penetrado y sometido gracias al gigantesco poder de los narcotraficantes.

Hace unas semanas, el hermano del íChapoî Guzmán, fue victimado en el área de visitas por otro interno con un arma de fuego, era la tercera ocasión que esto sucedía, y esperemos sea la ultima. Esto alerto los sistemas de seguridad, comenzó investigaciones, ha costado ya varias cabezas rueden entre ellas la del Dr. Tornero que era el encargado general de centros de readaptación social en el país (federales, ¿ok?).

Trabajos de inteligencia, permiten averiguar que hay planes de vulnerar la seguridad desde fuera, de este centro penitenciario para, extraer a Osiel Cárdenas, ex líder de uno de los carteles más poderosos de México. Así es como llega el ejercito a cercar el penal de máxima seguridad.

Esto, es preocupante.

Muchas son las voces que claman en la sociedad, la instauración de la pena de muerte, Yo.. Yo no soy una de ellas, una vida tiene un precio tan alto que aun siendo el paria más grande, la justicia no se mide en la cantidad de dolor que se pueda infringir al sujeto, sino en la razón tan grande de apartarla de la sociedad y procurar su readaptación, sino existe posibilidad alguna, no tratarle como animal, sino como persona y mostrar que la justicia, es dar a cada cual lo que se merece como seres pensantes.

Otra de las voces que últimamente he escuchado, es que se habiliten de nuevo islas como las Marías, como cárceles, y así darle a la Armada de México la custodia de dicha isla para que no haya correos, avisos, contubernios, comunicación con el exterior y cualquier intento de introducción, aproximamiento o siquiera error, de embarcación alguna a la isla, sea franca señal de apertura de fuego para dejar en claro, NO se esta jugando. No suena mal, pero creo que tendríamos exceso de medios ocupados en la vigilancia de algunos de muy alta peligrosidad.

Las menos, pero un poco más racionales, opinan que como en Colombia, a los narcotraficantes habría que enviarlos a EEUU donde si bien, todos tienen un precio, no es tan fácil comprar a tantos y tantos oficiales para tener como en México, pantallas de plasma LG en la celda V1, perteneciente a Benjamín Arellano o se pueda seguir dirigiendo el cartel del golfo (Osiel) desde la cárcel con avisos como:

“Que la gente que ande en Laredo si es gente del Chapo o Arturo Beltrán que le den piso”, orden que la AFI intercepto a un custodio que llevaba hacia fuera del penal y que iba dirigida a Z14; para quienes no lo sepan, en el lenguaje del narcotráfico, los íZî (zetas) son ex militares, con conocimientos tacticos, armados, en asalto, inteligencia y contra inteligencia, etc. que los narcotraficantes, tienen a su servicio.

Increíble, ¿no?… es por eso que 17 tanquetas están apostadas afuera del penal de la Palma por si a alguien se le ocurre la peregrina idea de asaltar el penal y liberar a Osiel o cualquier otro ígallitoî.

¿Esta todo perdido?, no creo, pero si siento que estamos a punto de tocar piso como en Colombia en la década de los 80ís, y de ahí el combate al narcotráfico se implanto como primera prioridad de seguridad nacional con el apoyo de EEUU, aquí en México… presiento que para allá vamos.

Technorati Profile

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *