Ya sé que insisto en redactarles opiniones de temas que les han de hacer cara de: este compadre está en llamas, pero ni modo. Se me ocurrió otro.