La emboscada a militares en Sinaloa, mas preguntas que respuestas

La emboscada a personal militar, que derivó en la muerte de cinco soldados, en Culiacán, Sinaloa, ocurrió en el marco de la disputa que desde 2015 se recrudeció en aquella entidad por el control de las plazas del narcotráfico.

Autoridades federales tienen identificadas al menos tres organizaciones cuya confrontación ha incrementado en 10 por ciento la tasa de homicidios en Sinaloa, este 2016, según cifras oficiales.

Dicha pugna se aviva por una fractura al interior del Cártel de Sinaloa que dirigía el ya preso Joaquín Guzmán Loera, El Chapo, cuya familia ha tenido en los últimos meses ataques directos.

Uno de ellos ocurrió en junio pasado, cuando un grupo armado ingresó a la casa de María Consuelo Loera Pérez, madre de narcotraficante, en el poblado de La Tuna, en Badiraguato, Sinaloa.

Dos meses después, a mediados de agosto, Iván y Alfredo Guzmán, hijos de El Chapo, fueron secuestrados cuando se encontraban festejando el cumpleaños de uno de ellos en el restaurante La Leche, en Puerto Vallarta, Jalisco.

Aunque días después fueron liberados sanos y salvos, en su momento se dijo que éstos fueron levantados por un grupo rival que habría negociado con Ismael Zambada García, El Mayo, su liberación.

Según reportes periodísticos, la principal disputa es entre Iván y Alfredo Guzmán, hijos de El Chapo Guzmán, con Alfredo Beltrán Guzmán, El Mochomito, hijo de Alfredo Beltrán Leyva, El Mochomo, extraditado en Estados Unidos.

El Mochomito estaría operando bajo la sombra de Isidro Meza Flores, El Chapito o El Chapo Isidro, un viejo integrante de los Beltrán Leyva, considerado por la DEA como uno de los principales traficantes de droga a Estados Unidos.

Un tercer grupo que está en disputa sería el Cártel de Jalisco Nueva Generación, que comanda Nemesio Oseguera Cervantes, El Mencho, grupo que de acuerdo con la DEA es el de mayor crecimiento en la historia reciente del narcotráfico en México.

De acuerdo con la versión oficial de los hechos del pasado viernes, la agresión a los militares ocurrió cuando un convoy militar escoltaba una ambulancia que trasladaba a una persona herida.

La versión señala que el herido era primo de El Chapo Guzmán, quien recibo varios impactos en un enfrentamiento entre civiles armados, en el poblado de Bacacoragua, en Badiraguato, Sinaloa.

La emboscada a militares en Sinaloa, mas preguntas que respuestas

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *