Angélica Rivera otra vez, el nombre del escandalo

Angélica Rivera, esposa del presidente mexicano Enrique Peña Nieto, ha usado un departamento de 2.05 millones de dólares en Key Biscayne, en Florida, el cual pertenece a Grupo Pierdant, una empresa que se espera participe en una licitación para desarrollar puertos marítimos en México, lo que despierta sospechas de un nuevo conflicto de intereses, reportó hoy el diario británico The Guardian.

“La investigación de The Guardian en las propiedades de Florida muestra una revelación poco ortodoxa entre la primera dama y Grupo Pierdant [propiedad del empresario Ricardo Pierdant], enfocada en Ocean Tower One, un desarrollo habitacional privado con una alberca, canchas de tenis y concierge de guantes blancos en Key Biscaine, un enclave acaudalado en el condado de Miami-Dade”, dice el diario.

The Guardian retoma la investigación de la “Casa Blanca”, publicado en el portal de internet Aristegui Noticias y Proceso, sobre la residencia que al inicio de la administración Rivera presumiera en una revista del corazón.

El reportaje reveló que la construcción estuvo a cargo de Ingeniería Inmobiliaria del Centro, una razón social sin mayor actividad que esa operación y que dicha empresa era de Juan Armando Hinojosa Cantú, dueño de numerosas empresas dedicadas a la proveeduría gubernamental y que, durante el sexenio de Peña Nieto como gobernador del Estado de México, consiguió unos 35 mil millones de pesos en contratos.

Angélica Rivera otra vez, el nombre del escandalo

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *