Vibró el Coruco con el encuentro Zacatepec – Sub 23 de México

El emblemático estadio “Agustín Coruco Díaz” recibió por segunda ocasión a la selección que representará a México en los Juegos Olímpicos de Río, en Brasil.

En un ambiente de fiesta, cerca de 19 mil personas disfrutaron, gritaron y se emocionaron con uno de los últimos encuentros que disputará la selección dirigida por Raúl “El Potro” Gutiérrez, antes de su partida a la justa olímpica para tratar de refrendar la medalla de oro conseguida en Londres 2012.

No importó el sol, ni los más de 30 grados que marcaba el termómetro, mucho menos que el marcador no favoreciera a los de casas -quienes cayeron por dos goles a cero ante la olímpica-, ayer el “Coruco” volvió a vibrar.

Niños, niñas, jóvenes, gente de la tercera edad, todos gozaron del partido, de las porras e incluso de las infaltables “olas” y es que el “Coruco Díaz” no es sólo un estadio de futbol, es un lugar de integración, un espacio público de todos, un compromiso cumplido del gobierno de Graco Ramírez.

“Ojalá que haya más partidos de este tipo”, “me gustó ver el estadio así, casi lleno”, fueron algunos comentarios de los aficionados, muchos de los cuales viajaron desde Cuernavaca, Cuautla, Jojutla, Huitzilac y hasta de la Ciudad de México a la “Selva Cañera”.

El saldo, de acuerdo con las autoridades, fue blanco. Tras el partido Zacatepec siguió de fiesta, pues las familias pudieron visitar una feria instalada al lado del estadio, mientras que otros decidieron cenar en los negocios aledaños al lugar.

Con ello queda de manifiesto que además los partidos logran reactivar la economía de la zona y de los habitantes del lugar.

Vibró el Coruco con el encuentro Zacatepec - Sub 23 de México

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *