La economía participativa es el futuro

El secretario mexicano de Economía, Ildefonso Guajardo Villarreal, consideró hoy aquí que la economía participativa, ejemplificada en empresas como Uber, “es el futuro”, pero debe haber políticas públicas “balanceadas” para que la economía tradicional no se vea amenazada.

“La economía participativa es el futuro. No hay que pararla bajo ninguna circunstancia, lo que hay que hacer es modernizar la economía corporativa para ponerla al nivel de la competencia de la economía participativa”, dijo en un panel en el ministerio francés de Economía y Finanzas.

Guajardo Villarreal llamó la atención sobre el caso de la empresa de transportes Uber, amenazada por taxistas debido al nuevo marco de competencia que plantea.

“Lo que estamos viendo en nuestros países es que entra Uber y la asociación de sindicatos de taxistas ha llegado a golpearlos porque el corporativismo no va a morir fácilmente”, comentó el funcionario mexicano.

Guajardo Villarreal inició el miércoles pasado una agenda en París, donde participó en la cumbre ministerial anual de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

“La parte de la economía, digamos participativa, es fundamental. Tiene que tener más voz pública. Lo que hoy tenemos que hacer como definidores de políticas públicas al nivel del alcalde de una ciudad es cómo balancear” la economía tradicional y la participativa, indicó.

El titular de la cartera de Economía destacó que en lugar de restringir la novedad de la economía participativa lo se debe hacer es “mejorar las condiciones de competitividad de la economía tradicional para que no se vea amenazada por la nueva economía participativa”.

Guajardo Villarreal realizó las declaraciones en una sesión sobre políticas innovadoras para aumentar la productividad y combatir las desigualdades del Foro Económico Internacional América Latina y Caribe, coorganizado por el gobierno francés y la OCDE.

En su intervención en el auditorio, donde participaron numerosos diplomáticos y funcionarios latinoamericanos y franceses, el funcionario mexicano destacó los beneficios de las reformas estructurales acometidos en su país durante este sexenio.

“El reto estaba en que hace 20 años debimos hacer la tarea que nos tomó 20 años hacerlas, que fueron las reformas que el presidente implementó hace dos años”, comentó.

“Gracias a las reformas la estrategia de competencia en materia internacional de tratados y de política macroeconómica estable por primera vez permitirán la entrada de cadenas de valor”, dijo ante el auditorio.

Asimismo destacó cómo la Inversión Extranjera Directa se multiplicó en México después de la firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte y desde la llegada al gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

Guajardo Villarreal también se refirió a la reforma educativa y explicó que en México y el mundo “el reto es cómo rediseñamos nuestros sistemas educativos (…) para el tipo de ocupaciones que van a ser requeridas”.

Por último, realizó una encendida defensa del libre comercio. “Resulta ahora que el culpable de la pérdida de empleos en Estados Unidos es el libre comercio (…) Si nos equivocamos y permitimos a estos redentores del oscurantismo y no ver lo que hemos avanzado en el libre comercio, nos vamos a dar un balazo en el pie”, concluyó.

La economía participativa es el futuro

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *