Tránsito de Mercurio entusiasma a capitalinos en Museo de Historia

Tránsito de Mercurio entusiasma a capitalinos en Museo de Historia. Niños, jóvenes y adultos admiraron la mañana de este lunes el tránsito del planeta Mercurio a través del disco solar, un fenómeno astronómico que volverá a repetirse hasta dentro de tres años.

Desde las 08:00 horas, justo cuando el Sol resplandecía en el horizonte, los asistentes llegaron con gran expectativa a la plazoleta central del Museo de Historia Natural de la Ciudad de México, donde ya esperaban disponibles tres telescopios con filtros solares.

Para fortuna de muchos, las condiciones atmosféricas fueron las idóneas para mirar al cielo por el lente y observar cómo el planeta que lleva el nombre del dios romano del comercio se desplazaba frente al Sol.

Ahí, el presidente de la Sociedad Astronómica de la Facultad de Ingeniera de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Óscar Iván Calderón Hernández, explicó que el fenómeno ocurre cuando la posición del Sol, de Mercurio y la Tierra forman una línea recta.

Detalló que el tránsito es similar a lo sucedido en un eclipse. “Solo que Mercurio está pequeño y solo vemos un puntito pasar por la superficie solar; es una especie de mini-eclipse”, expuso en entrevista con Notimex.

Para darse una idea del tamaño, comentó el especialista de la UNAM, el planeta Mercurio es tres veces más pequeño que la Tierra.

Incluso, al observar este evento astronómico, los asistentes pudieron ver una mancha solar en el centro que era más grande al planeta más pequeño del Sistema Solar.

Calderón Hernández explicó que desde la Tierra solo es posible observar los tránsitos de Venus y Mercurio, pues son los planetas más cercanos al Sol y porque sus órbitas son interiores a la de la Tierra.

Por ejemplo, indicó, “el tránsito de Venus ocurrió en 2012 y la próxima vez que podamos admirarlo será posible hasta 2117”.

En tanto, de acuerdo con información de ese museo, la primera observación de un tránsito de Mercurio fue el 7 de noviembre de 1631 por el astrónomo francés, Piere Gassendi, y en el resto del siglo XXI será posible ver 12 tránsitos más.

El 7 de mayo fue la última vez que pudo observarse al planeta pasar desde México y “tendremos que esperar hasta 2019 y 2032 para volverlo a disfrutar”.

En la Ciudad de México, señaló Calderón Hernández, el tránsito de Mercurio puedo observarse este lunes con claridad desde las 08:00 horas, cuando ya estaba al centro del disco solar, por el horario de la salida del Sol.

Los espectadores pudieron disfrutar el fenómeno en distintas fases hasta las 13:00 horas. Lo mismo ocurrió en casi todo el mundo, con excepción de Oceanía.

Mientras unos admiraban el tránsito de Mercurio por la lente del telescopio, otros, sobre todo los más pequeños que acudieron acompañados por un adulto, aprovecharon el tiempo para iluminar y armar su propia sonda en el taller infantil “Sondas Espaciales”.

Marcos Efrén, de 15 años de edad, dijo que está contento y emocionado porque mirar a Mercurio es muy interesante. “Lo vi dos veces, en un telescopio estaba casi en la esquina inferior del Sol y más tarde se encontraba en la esquina superior”.

“Sentí escalofríos porque nunca había visto un planeta y a Mercurio me lo imagino muy caliente porque está muy cerca del Sol”, expuso.

Blanca Murillo Barrera, habitante de Venustiano Carranza, manifestó su entusiasmo porque nunca había utilizado un telescopio y comentó que miró a Mercurio como una “manchita negra” frente al Sol.

Los organizadores del museo también prepararon el taller demostrativo “Oscuridad inesperado. Tránsitos y Eclipses y la charla de divulgación científica “Mercurio, el juguetón mensajero de los dioses”.

Tránsito de Mercurio entusiasma a capitalinos en Museo de Historia

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *