Leyes en el mundo para proteger la lactancia materna son inadecuadas

Leyes en el mundo para proteger la lactancia materna son inadecuadas. La situación en que se encuentran las leyes nacionales elaboradas para proteger y fomentar la lactancia materna es en general inadecuada, reveló hoy un informe conjunto de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Unicef.

De los 194 países analizados en el estudio, 135 tienen algún tipo de medida legal relacionada con el Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna (el Código) y con las resoluciones posteriores sobre el tema que fueron aprobadas por la Asamblea Mundial de la Salud.

Esto representa un aumento con respecto a los 103 que había en 2011, cuando se realizó el último análisis de la OMS, mencionó el reporte que también contó con la participación de la Red internacional de acción en materia de alimentación de lactantes (IBFAN).

Sin embargo, sólo 39 países tienen leyes que ponen en vigor todas las disposiciones del Código –un ligero aumento de los 37 que había en 2011.

La OMS y el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) recomiendan alimentar a los bebés sólo con leche materna durante sus primeros seis meses de vida, después de lo cual deben seguir recibiendo leche materna –además de comer alimentos nutricionalmente adecuados– hasta los dos años de edad o más.

Los Estados miembros se han comprometido a aumentar la tasa de lactancia materna exclusiva en los primeros seis meses de vida al menos a un 50 por ciento antes de 2025, como parte de un conjunto de objetivos en favor de la alimentación a escala mundial.

“Resulta alentador ver que ha aumentado el número de países que han aprobado leyes para proteger y fomentar la lactancia materna”, expresó el director del Departamento de Nutrición para la Salud y Desarrollo de la OMS, Francesco Branca.

Sin embargo, “todavía hay muchos lugares donde se inunda a las madres con información errónea o sesgada a través de la publicidad y la promoción de ventajas (de las fórmulas lácteas) sin fundamento sobre la salud”, continuó.

“Esto puede distorsionar las percepciones de los padres y madres, y socavar su confianza en la lactancia materna, con el resultado que muchos niños no reciban sus beneficios”, agregó.

El comercio de los sustitutos de la leche materna registra un gran volumen, con ventas anuales que ascienden a casi 45 mil millones de dólares en todo el mundo. Está proyectado que aumente en más de un 55 por ciento, una cifra que alcanzará los 70 mil millones de dólares en 2019.

“La industria de sucedáneos de la leche materna es sólida y próspera, y por ello la batalla para aumentar la tasa de lactancia materna exclusiva en el mundo es una tarea cuesta arriba, pero el esfuerzo merece la pena”, dijo por su lado el jefe de nutrición de Unicef, Werner Schultink.

“Las madres tienen derecho a la oportunidad de obtener la información adecuada, es decir, que tienen los medios disponibles para proteger la salud y el bienestar de sus hijos. No se debe permitir que una comercialización ingeniosa manipule la verdad, que es que no hay ningún sustituto de la leche de la madre”.

A nivel mundial, casi dos de cada tres bebés no reciben leche materna de manera exclusiva durante los seis meses recomendados –una tasa que no ha mejorado en dos décadas.

La leche materna es el alimento ideal para los bebés. Es segura, limpia y contiene anticuerpos que ayudan a protegerles contra muchas enfermedades frecuentes en la infancia, remarcó el informe.

Los niños amamantados se desempeñan mejor en las pruebas de inteligencia, tienen menos probabilidades de sobrepeso u obesidad y menos posibilidades de sufrir diabetes más adelante en vida, subrayó.

Las mujeres que amamantan también corren un menor riesgo de sufrir cánceres de mama y ovario.

Aumentar las tasas de lactancia materna reduciría significativamente los costos a las familias y a los gobiernos en el tratamiento de enfermedades infantiles como la neumonía, la diarrea y el asma, destacó el estudio.

Leyes en el mundo para proteger la lactancia materna son inadecuadas

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *