Se va el GIEI, bye bye que le vaya bien

Termina marzo y con ello el primer trimestre de este convulso 2016, que aun esta muy joven para decir que lo que resta será mucho más tranquilo, para muestra basta un botón.

El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (conocido por las siglas GIEI y como nos referiremos de este punto en adelante a él) se le ha dado las gracias y se le ha dicho que con los pobres resultados obtenidos de su investigación en el caso Ayotzinapa, será mejor que aporten conclusiones y que en los primeros días de abril dejen México.

Échate un trompo a la uña, la secretaría de gobernación que comanda Miguel Ángel Osorio Chong ha dicho esto ante el escepticismo de los padres de los normalistas que siguen esperando, ilusos de que un milagro ocurra, que sus hijos vuelvan a casa y todo haya sido un secuestro malévolo orquestado por una organización que trabaja con el amparo del gobierno federal o de Guerrero.

Lo único que se sabe hasta el momento y con evidencia científica es que dos de los restos enviados a Austria, si corresponden tras estudios de ADN mitocondrial a dos de los estudiantes de la normal efectivamente, fueron quemados.

El GIEI no ha dicho ni pio ante el muy diplomático “gracias, hasta luego” que SEGOB le da, pero es que por más de seis meses se han paseado y dictado conferencias y demás, pero líneas de investigación diferentes con pruebas solidas de que les paso a los desaparecidos que ya todo México entiende, están muertos.

Un grupo muy cercano no solo a los integrantes del GIEI sino también de corte reaccionario, siguen insistiendo que el gobierno fue quien levanto a los estudiantes y los mato en instalaciones del ejército, enterrando a sus hijos, otros insisten que fueron cremados en un horno crematorio de caballos en Chilpancingo.

Sea como sea el caso Ayotzinapa se vuelve a enturbiar, pero gracias a que los especialistas del GIEI en el tiempo en que estuvieron teniendo toda la colaboración de las instituciones del gobierno federal, sencillamente se dedicaron a dictar conferencias, sin pruebas de una investigación que llevo a cabo en 15 minutos en el basurero de Cocula, su especialista en incendios.

Si así como este integrante del GIEI José Torero descalifico la pira donde los normalistas fueron cremados hasta convertirse en polvo, no ha dicho entonces como es que la Universidad de Innsbruck pues ha logrado identificar a 2 de los 43 normalistas.

Pero quien se fija, descalificar en este mundo y más en nuestro país es lo más sencillo, lo de verdad difícil es mostrar con pruebas nuestros dicho, como por ejemplo, que hay un buen número de mexicanos que el tema Ayotzinapa ya le viene valiendo cacahuate y están sus pensamientos más cercanos a que no alcanza el dinero, sus salarios pierden poder adquisitivo y claro, 2016 parece seguirá siendo convulso, ¿las pruebas de ello? Se ve en el alza de precios, la desaceleración económica y claro, el enojo con el gobierno federal que cada día crece por no brindar condiciones favorables para el desarrollo.

Al lugar.

Se va el GIEI, bye bye que le vaya bien

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *