La seguridad ciudadana exige un sistema penitenciario eficaz

La seguridad ciudadana exige un sistema penitenciario eficaz. Penas privativas de la libertad deben dar el claro mensaje a la sociedad de que quien delinque es sancionado. Inauguran en Jojutla la XIII Conferencia Regional del Sistema Penitenciario Zona Centro

La seguridad ciudadana exige un sistema penitenciario moderno, eficaz y digno que, a su vez, envíe a la sociedad el claro mensaje de que quien comete un acto ilícito es sancionado. Esa fue la coincidencia durante la inauguración de la XIII Conferencia Regional del Sistema Penitenciario Zona Centro, encabezada por el comisionado Nacional de Seguridad Pública, Renato Sales Heredia, y realizada este día en el municipio de Jojutla, Morelos.

En representación del gobernador Graco Ramírez, el secretario de Gobierno de Morelos, Matías Quiroz Medina, enumeró los avances que la entidad ha mantenido en infraestructura y profesionalización, a través del custodio acreditable y su equipamiento.

“Hemos trabajado, por instrucción del gobernador, en el tema de reinserción social. Ahí particularmente hemos fortalecido acciones como es la salud, capacitación, y también hemos fortalecido este nuevo sistema de Unidad de Medidas Cautelares para Adultos”.

En el encuentro, en el que estuvieron presentes titulares y representantes del sistema penitenciario de los estados de Morelos, Puebla, Hidalgo, Ciudad de México, Guerrero, Estado de México y Tlaxcala, Matías Quiroz refirió que esta reunión llevará a tener una mejor coordinación entre estado y federación.

“Y desde estos espacios, que significan los centros de readaptación, empezar a construir la paz social que hoy, como mexicanos, y como tomadores de decisiones; quienes estamos en esta mesa estamos trabajando arduamente para lograrlo.”

El Secretario de Gobierno enfatizó que en Morelos se ha logrado abatir el índice de secuestro en un 80 por ciento, la extorsión, en 50 y el homicidio doloso, en 28 puntos porcentuales. Sin embargo, reconoció que estos grandes logros no han impactado en la percepción social.

“Debemos transmitir a nuestra sociedad y a todos los grupos organizados y sociales que la recuperación que el país demanda (para alcanzar esa paz que todos deseamos) es un proceso que no se logra de la noche a la mañana”.

Matías Quiroz reconoció el trabajo que en este tema encabeza el comisionado del Órgano Administrativo Desconcentrado Prevención y Readaptación Social, Eduardo Guerrero Durán.

En tanto, Guerrero Durán resaltó que la Zona Centro es importante para la discusión del sistema, puesto que concentra 97 prisiones, (tres federales y 94 estatales) en las que habitan 84 mil 547 internos, que representan el 35 por ciento de la población penitenciaria en el país.

Durante su intervención, el Comisionado Nacional de Seguridad Pública, Renato Sales, destacó la necesidad de que un sistema penitenciario moderno y eficaz se sume a la obligación de contar con instituciones transparentes en procuración de justicia y cuerpos policiacos honorables.

“La seguridad es una cadena, un sistema que involucra desde la prevención de los delitos hasta la ejecución de la sanción. Una cadena es tan fuerte como el eslabón más débil, el sistema penitenciario no puede ser el eslabón débil de la cadena”.

Renato Sales recordó que en un estado de derecho, el fin de la pena debe entenderse como enviar a la sociedad el claro mensaje de que quien delinque va a recibir una sanción.

“La idea de reinserción es evitar, sí, que quien egrese de la prisión delinca nuevamente, pero para eso tenemos que generar condiciones al interior de las prisiones que respeten derechos más limitados por la pena, y entender que el fin de la prisión en los estados de derecho es ése: enviar el claro mensaje a la sociedad de que quien delinque va a ser sancionado”.

Y en ese sentido, refirió que se deben romper círculos perversos que hablan de corrupción y desorden dentro de los sistemas penitenciarios, ya que actualmente robos y extorsiones se planean desde el interior de las prisiones.

Reiteró la necesidad de crear círculos virtuosos, pero dijo que, para conseguirlo, se deben mejorar las condiciones de los custodios y policías, ya que actualmente aquéllos perciben en promedio tres mil 500 pesos mensuales, mientras que éstos, cinco mil; cantidades que no reflejan el grado de responsabilidad de la labor.

En esta temática, Renato Sales adelantó el trabajo que desde hace seis meses se realiza en la lógica del sistema penitenciario a través de seis ejes.

1. Aumentar el número de operativos de supervisión en los centros para garantizar gobernabilidad y disminuir sobrepoblación. (Informó que en este periodo, se han reubicado a 25 mil internos y se ha rotado a más de mil servidores públicos).

2. Mejorar y ampliar la estructura penitenciaria.

3. Fortalecer la estructura tecnológica de los centros penitenciarios

4. Consolidar la capacitación y profesionalización del personal penitenciario (específicamente, en el nuevo sistema de justicia penal).

5. Estandarizar procesos y procedimientos del sistema penitenciario Nacional.

6. Desarrollar un sistema integral de reinserción social.

En la reunión regional, estuvieron presentes también el coordinador estatal de Reinserción Social, Lucio Hernández Gutiérrez, el Comisionado de Seguridad Pública, Alberto Capella Ibarra, el coordinador del programa de correccionales del Departamento de Estado de la Embajada de Estados Unidos en México, Michael Arellano, entre otros.

La seguridad ciudadana exige un sistema penitenciario eficaz

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *