La crónica debería proponer nuevas búsquedas: Salcedo Ramos

La crónica debería proponer nuevas búsquedas: Salcedo Ramos. La asignatura pendiente de la crónica en América Latina es ocuparse del poder, mostrar la vida de los poderosos y de los magnates, consideró hoy el escritor y periodista colombiano Alberto Salcedo Ramos (1963).

El llamado “Rey Midas de la imaginación”, según sus admiradores colombianos, subrayó que la crónica hoy debe “meterse en los ámbitos de poder, para contar como son las historias de quienes nos gobiernan, no solo de quienes tienen el poder, sino también de los que tienen el dinero; falta explorar la vida de esa gente, porque son ellos los que determinan la vida que llevamos y no es posible que no se ocupe de ellos”.

Heredero de los cuenteros de su tierra y quien presentó su nuevo libro “Los ángeles de Lupe Pintor” en esta ciudad, Salcedo Ramos sostuvo que la crónica debería de proponer nuevas búsquedas.

“La búsqueda de la misma historia, del excluido, del que está jodido, del que ha sufrido una calamidad, aunque es necesaria en un continente como este, termina volviéndose repetitivo.

“No sé si el género se ha estancado, creería que hay que ampliar el rango de intereses, lo peor que le podría pasar a la crónica es que se convierta en una moda. No recuerdo quien decía que la moda era algo tan abominable que hay cambiarla cada seis meses”, comentó.

En “Los ángeles de Lupe Pintor”, Salcedo Ramos ofrece una serie de crónicas de los últimos años, con temas a los que se ha ocupado a lo largo de su trayectoria como periodista y en las que destaca la de Guadalupe Pintor, el excampeón mundial de boxeo que mató a Johnny Owen sobre el ring.

“Eso fue un accidente de trabajo, dos boxeadores se enfrentan y uno de los dos muere”, dijo el cronista, quien confesó que dicha historia fue de su interés el día que vi por televisión esa noticia en Colombia, justo cuando tenía escasos 17 años.

“A los 17 años estando en Colombia vi la historia de que un boxeador mexicano había matado a un galés a golpes, me causó curiosidad, siempre se me quedó en la mente. La curiosidad por saber que hay en la psique de un hombre que mató a otro en un accidente de trabajo.

“Tras convertirme en periodista, vine a México y dije que algún día yo contaría esa historia, debería ser consecuente con esta curiosidad que se me quedó desde que era un muchacho”, dijo.

Salcedo Ramos reveló que para contar una historia lo que necesita es una especie de “pulsión muy intensa, a través de una curiosidad inicial”, para de ahí, hacer su crónica, que fue el caso de Pintor contra Owen.

El volumen recrea los tres ejes temáticos que ha abordado el autor a lo largo de su vida: la cultura popular, el deporte y el conflicto armado, además contiene el texto que Alberto Salcedo salvaría de toda su producción periodística.

Se titula “Un país de mutilados”, donde cuenta la historia de las víctimas que padecieron las minas antipersonas en Antioquia, Colombia, considerada la región más afectada del mundo con ese problema.

La publicación contiene crónicas como “La travesía de Wikdi”, “Memorias del último valiente”, “La palabra de Juan Sierra”, “El testamento del viejo Mile”, “El árbitro que expulsó a Pelé”, “El último gol de Darío Silva”, “Los ángeles de Lupe Pintor” y “Las luces de Ana Lizeth”, en el capítulo que tituló “Los irrepetibles”.

La crónica debería proponer nuevas búsquedas Salcedo Ramos

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *