FBI quiere doblegar a Apple

FBI quiere doblegar a Apple. El FBI le debe a las víctimas del ataque terrorista de San Bernardino hacer todo lo que pueda para desbloquear un teléfono celular que utilizó uno de los agresores armados, insistió el director de la agencia, James Comey.

En un mensaje difundido el domingo por la noche en el blog Lawfare, Comey defendió la demanda del FBI en busca de tener acceso al iPhone, y respondió a los argumentos en contra de Apple Inc. de que la solicitud presentada por la agencia amenaza la privacidad digital de los clientes de Apple en todo el mundo.

“Simplemente queremos tener la oportunidad, con una orden de registro, de tratar de adivinar la contraseña del terrorista sin que el teléfono esencialmente se autodestruya y sin que deba pasar una década para adivinarlo. Eso es todo”, escribió Comey en un texto de cuatro párrafos.

“No queremos violar el cifrado de cualquier persona ni crear una clave maestra que esté suelta en la tierra”, agregó.

El iPhone utilizado por Syed Farook, quien junto con su esposa mató a 14 personas en una matanza el 2 de diciembre, podría dar pistas en la búsqueda de más terroristas, escribió Comey.

El FBI “no puede mirar a los ojos a los sobrevivientes ni a nosotros mismos en el espejo si no seguimos este camino”, insistió.

La declaración continúa con los alegatos entre Apple y el Departamento de Justicia que surgieron el martes pasado, cuando un juez de primera instancia en California ordenó a Apple que ayudara al FBI a desbloquear el iPhone de Farook, protegido por contraseña.

La orden del juez ordenó a Apple que cree un software especializado que pueda ser cargado en el teléfono para sortear una característica de autodestrucción digital, que borra todos los datos después de 10 intentos fallidos consecutivos para tratar de adivinar la contraseña de desbloqueo.

De esta manera, el FBI podría utilizar la tecnología para probar números de manera rápida y repetida, en lo que se conoce como un ataque de fuerza bruta.

El presidente ejecutivo de Apple, Tim Cook, se opuso firmemente a la solicitud del gobierno y se espera que la compañía presente sus argumentos en la corte esta semana.

Comey reconoció en su declaración que el enfrentamiento ha puesto al descubierto la línea delgada entre la privacidad y la seguridad. Sin embargo, dijo que la brecha no debe ser resuelta por el FBI ni por “las empresas que venden cosas para ganarse la vida”.

“Debe ser resuelto por el pueblo estadounidense, decidir cómo queremos gobernarnos a nosotros mismos en un mundo que nunca habíamos visto antes”, dijo.

Comey dijo que el caso en la corte “no busca sentar un precedente” sino hacer justicia para las víctimas.

FBI quiere doblegar a Apple

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *