Sonda espacial Akatsuki en órbita de Venus

La sonda espacial japonesa Akatsuki será encendida de nuevo por la agencia espacial de Japón, JAXA, para que orbite Venus, cinco años después de que el primer intento fracasó por un problema con su propulsor.

Akatsuki fue lanzada en mayo de 2010 para estudiar la atmósfera venusina. Esta será la cuarta maniobra de espacio profundo tras el fracaso en la entrada en órbita hace cinco años.

Estaba previsto que la nave comenzara a orbitar Venus en diciembre de ese año, pero una falla en el motor principal retrasó la operación que debería haber durado 12 minutos, pero que luego de tres minutos, la sonda entró en modo seguro apagando los motores.

Desde entonces Akatsuki ha estado en la órbita del Sol, destacó la cadena NHK.

Encendidos de prueba realizados posteriormente demostraron que el motor estaba parcialmente destruido, logrando tan solo 10 por ciento del impulso original. Se sospecha que depósitos de sales bloquearon la válvula entre el depósito de helio y los tanques de combustible.

JAXA diseñó una forma de salvar la misión: en vez de usar el motor principal, se emplearían los que se emplean para el control del apuntamiento de la sonda.

La nave ha superado ya en un año su tiempo de funcionamiento planeado y ha estado expuesta al intenso calor del Sol, por lo que JAXA teme que sus componentes hayan resultado dañados, dificultando la misión.

La atmósfera de Venus alcanza temperaturas de hasta 470 grados centígrados en la superficie. La sonda también estudiará los fuertes vientos, que alcanzan 360 kilómetros por hora.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *