La orquídea chiapaneca

La orquídea, una de las especies más numerosas de la flora, está amenazada por el saqueo, por bajos precios en el mercado ilegal y, ante esa realidad, el reto es rescatarlas, cuidarlas y reproducirlas.

En entrevista, la especialista Lucía Guadalupe Corzo García mencionó que dicha planta se desarrolla con facilidad sobre las especies de pino en los bosques y selvas de Chiapas.

Refirió que la especie abunda en los Altos, Mezcalapa, Villaflores, Cintalapa y Villacorzo, donde resaltan por los colores rojo, morado, amarillo, azul, rosado y blanco de sus flores.

En la comunidad Ursulo Galván, del municipio de Villaflores, a dos horas de la capital del estado, se ha establecido un huerto de orquídeas, para flor de corte y macetas, con ocho colores, donde las macetas tienen un costo de 250 pesos, al igual que los cortes.

Corzo García expuso que por sus características la planta es delicada, el sistema de riego es de cada ocho días, la fertilización es una vez a la semana y quienes adquieran las plantas puedan fertilizarlas una vez al mes.

Consideró que se trata de una de las plantas de ornato más hermosas, “el productor debe tener muchas ganas de producir esta especie, puesto que se requiere mucha dedicación, el sustrato es corteza de árboles, piedra pómez y fibra de coco”.

“El procedimiento de siembra inicia con la desinfección de la corteza de los árboles, se da mantenimiento al proceso de adaptación de la planta, se valora su desarrollo, se trata de garantizar su adecuado crecimiento”, detalló.

Abundó que la flor producida en Chiapas se introducen a diversos mercados del país, como Yucatán, Quintana Roo, Nuevo León, Oaxaca, Veracruz y Tabasco y existen expectativas de crecimiento a otras entidades.

La flor de corte se vende desde los 25 a 30 pesos hasta los 250 en Chiapas, según el tamaño del corte, dependiendo el número de flores que lleve, el valor de la maceta también varía en razón del tamaño, apuntó.

Corzo García mencionó que la orquídea es además una de las especies más numerosas del mundo de las plantas, con poco más 30 mil tipos, y pueden ser polinizadas por otras de diferentes especies.

“Se necesita mucho cuidado para su producción, (el interesado) tiene que tener mucho interés y amor para la producción o reproducción, los cortes en un florero con agua tardan un promedio de tres meses”, opinó.

En el orquideario en la comunidad se producen las variedades dendrobium y phalaenopsis que se adaptan a los climas del estado, pero tiene que ser en invernaderos climatizados totalmente

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *