Barack Obama desafía al Congreso

El presidente Barack Obama habló desde la Oficina Oval el domingo para tranquilizar a la nación con su estrategia y para persuadir al Congreso en la legislación de lucha contra el terrorismo.

En la tercera dirección de la Oficina Oval de su Presidencia de siete años el presidente trató de tranquilizar a una nación nerviosa con su estrategia de lucha contra el estado islámico: ” es trabajando, poniendo los puntos generales, pero también recordando a los americanos no se da en el racismo y el miedo.”

El discurso llegó tres semanas después de los ataques terroristas en París, cuatro días después de que un esposo y una esposa mataran a 14 personas e hirieran a otros 21 en un centro para la movilidad en San Bernardino, California y el mismo día una nueva encuesta CNN/ORC demostró por primera vez que una mayoría del país piensa que Estados Unidos debe enviar tropas terrestres a Irak o Siria para luchar contra el estado islámico.

En la misma encuesta, una mayoría piensa que nuestra respuesta militar al grupo de terror no ha sido suficientemente agresivo.

El Presidente comenzó con el ataque en San Bernardino, reconociendo como un acto de terror basada en una interpretación pervertida del Islam. Marcó los éxitos estadounidenses contra el terrorismo, pero dijo que la amenaza ha evolucionado.

También intentó ilustrar la fina línea que él y el gobierno han caminado frente a terrorismo desde que asumió, un enfoque que en general no ha sido particularmente popular.

“Yo sé que después de tanta guerra, muchos estadounidenses se preguntan si nos encontramos ante un cáncer que no tiene cura inmediato”, dijo Obama.

Entonces, el Presidente intentó recordar al país sus políticas con respecto a ISIS, diciendo que su gobierno detendría que destruir la organización terrorista, aunque fuera complicado.

“Nuestro éxito no depende de hablar duro, abandonando nuestros valores o ceder al miedo. Eso es lo que grupos como la están esperando. En cambio, se primará por ser fuerte e inteligente. Resistente e implacable. Y dibujando cada aspecto de americano.”

Obama dijo que el ejército continuaría cazando terroristas conspiradores en cualquier país donde fuera necesario y habló de reciente éxito en ataques aéreos sobre Iraq y Siria.

Obama habló sobre el rol que la diplomacia había jugado en el país y en el extranjero, “para contrarrestar la ideología viciosa el estado islámico”, y poner fin a la guerra Siria por lo que el mundo podría centrarse en el objetivo común de destruir el estado islámico, “un grupo que amenaza a todos nosotros.”

Aunque no es una nueva política, el Presidente dijo que ha ordenado al Departamento de Estado y al Departamento de Seguridad Nacional para revisar el programa de exención de visado que permite Tashfeen Malik, la militante femenina en el ataque de San Bernardino, la capacidad de entrar en el país.

El discurso del presidente también vino tres días después de que republicanos derrotaran en el Congreso una enmienda para prohibirles de exclusión listas de comprar armas y aprovechó la oportunidad de desafiarlos, “públicamente instan a Congreso a actuar para asegurarse de que nadie en la lista de exclusión es capaz de comprar un arma de fuego. ¿Lo que podría ser el argumento para permitir que un sospechoso de terrorismo comprar un arma automática?”

El presidente advirtió acerca de las consecuencias de ser demasiado agresivo, diciendo que sólo daría el poder del estado islámico de reclutar y desenfocar la percepción de los estadounidenses del mundo islámico y en el extranjero.

“El Estado Islámico no habla por el Islam”, dijo el Presidente. “Son matones y asesinos. Parte de un culto de la muerte.”

También fue cuidadoso al recordar al país que la mayoría de las víctimas de la violencia terrorista eran musulmanes.

Pero con la creciente amenaza del estado islámico de reclutamiento en todo el país, desafió a musulmanes estadounidenses a hacer más.

“Una ideología extremista se ha extendido en algunas comunidades”, dijo el Presidente. “Es un problema real que los musulmanes deben afrontar sin excusa.”

Por último hizo un llamado a todos los estadounidenses a rechazar la discriminación, “porque la libertad es más poderosa que el miedo.”

One Comment

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *