Persecución de militares al crimen organizado en Reynosa, Tamaulipas, dejó un saldo de cuatro civiles muertos

Una persecución de militares contra presuntos miembros del crimen organizado en Reynosa, Tamaulipas, dejó un saldo de cuatro civiles muertos, entre ellos una bebé de cuatro meses, y cuatro heridos, todos ajenos a los hechos.

Rosa Madabi Flores Nieto, de cuatro meses de edad; su madre Jessica Dayana Nieto Hernández, de 20 años y su abuela Idalia Hernández Pérez, de 40 años, así como René Castro Zurita Morales, de 26, murieron cuando un vehículo militar recibió una ráfaga directa de los agresores y provocó que el conductor perdiera el control de la unida y se estrellara contra dos vehículos y una taquería.

En el impacto otros cuatro civiles y personal militar –no se detalló cuántos—resultaron heridos.

El parte oficial del incidente lo proporcionó el Grupo de Coordinación Tamaulipas. Detalló que la agresión contra personal de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) por parte de civiles armados, se registró la noche del pasado miércoles 11 en Reynosa.

Según esta versión un convoy de la Sedena circulaba por el Bulevar Hidalgo y a la altura de un restaurante los militares escucharon detonaciones de armas de fuego, por lo que retornaron rumbo a la carretera a Monterrey donde se encontraron con cinco camionetas tripuladas por civiles armados.

Los presuntos delincuentes empezaron a disparar contra los militares, desde una camioneta Chevrolet Suburban café.

Luego, en la avenida Vista Hermosa, entre las calles Sexta y Séptima, otra camioneta, una Chevrolet Silverado blanca con sujetos armados a bordo salió al paso del convoy militar.

Desde el vehículo empezaron a disparar contra los soldados que iban en una unidad militar que recibió una ráfaga sobre el parabrisas y provocó que el conductor perdiera la visibilidad. Luego la unidad fue impactada por la Silverado y esto ocasionó que el militar perdiera el control de la unidad y se proyectara contra dos vehículos y una taquería.

Tras el impacto que provocó la muerte de cuatro personas y heridas a otro tanto igual, así como a personal militar, los presuntos sicarios de la Silverado aprovecharon la confusión para huir.

De ese vehículo los elementos castrenses recuperaron ocho armas largas, cargadores, cartuchos útiles y otros objetos que fueron puestos a disposición del Ministerio Público Federal.

El Grupo de Coordinación Tamaulipas informó en su comunicado que junto con el gobierno de Tamaulipas y a través del Instituto de Atención a Víctimas del Delito, “están apoyando en todo momento a los familiares de los afectados con asesoría jurídica, gastos hospitalarios, funerarios y lo que se requiera”.

Asimismo y tras lamentar los hechos, reiteró su compromiso con la sociedad de “continuar realizando las acciones necesarias para garantizar y salvaguardar la tranquilidad y seguridad de las familias tamaulipecas”.

Violencia en Reynosa Tamaulipas

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *