Entrega Fiscal General de Morelos ante el Congreso y sube a su portal datos y documentos del cementerio de Tetelcingo

· Evitemos “desorientación y revictimización” de líderes “protagónicos que actúan con ligereza”, pide.
· De un total de 118 cuerpos, 107 tienen carpetas de investigación y 11 pertenecen a desconocidos, básicamente indigentes, precisa Pérez Durón.

El Actores políticos, asociaciones civiles y la sociedad en general deben evitar “la lamentable ligereza de algunos personajes” que puedan “abusar del dolor de las víctimas y traten de revictimizarlos y desorientarlos” con relación al cementerio de Tetelcingo, afirmó el titular de la Fiscalía General del Estado, Javier Pérez Durón.

Exhortó a legisladores de las comisiones de Seguridad Pública y de Justicia y Derechos Humanos, encabezadas respectivamente por la diputada Hortencia Figueroa Peralta y Francisco Santillán Arredondo, a considerar datos duros, documentos y evidencias sólidas respecto del cementerio de Tetelcingo.

“El Gobierno de Morelos y la Fiscalía General del Estado no tienen nada que esconder” aseveró Pérez Durón, al presentar ante los diputados documentos de autoridades federales, estatales y municipales que avalan la operación del cementerio de Tetelcingo y demuestran la inexistencia de “fosas clandestinas”.

Tanto el Congreso como la Fiscalía pusieron a disposición pública material y digitalmente el documento de 56 páginas presentado por Pérez Durón, y respecto del cual se realizaron dos rondas de preguntas y respuestas con presencia de los representantes de los medios de difusión en un acto que fue transmitido en línea.

El diputado Santillán Arredondo preguntó por qué no se alcanzó un acuerdo con la UAEM. El Fiscal respondió que la Universidad pedía que todos los gastos generados los asumiera la Secretaría de Gobierno, lo cual para esta dependencia no era factible por no contar con una partida destinada a tal fin.

Añadió que otra exigencia de la Universidad era que se aceptara ilegalidades que no existen en la fosa de Tetelcingo.

Informó que las personas fallecidas corresponden a hechos ocurridos durante el periodo 2011 y 2013.

Al término del encuentro la también presidenta de la Junta Política y de Gobierno del Congreso, la diputada Figueroa Peralta, afirmó: “hay elementos precisos para saber lo que ocurrió. Esto inicia en 2011 y para no politizar diremos que de cualquier manera deber ser totalmente esclarecido”.

Pérez Durón afirmó que la Fiscalía está “por supuesto en disposición de colaborar” con la Comisión Nacional de Derechos Humanos, la Comisión de Atención a Víctimas y cualquier otra autoridad. Aclaró que las medidas de protección que sugirió esta semana la CNDH ya estaban en operación “desde el inicio de esta investigación, e independientemente de ello acataremos lo que nos indiquen”.

“Los derechos de las personas y el predio están asegurado y en resguardado”, expresó Pérez Durón.

Cada uno de los familiares de las víctimas “que acrediten interés jurídico” será atendido “y se observará que sus derechos humanos sean plenamente respetados”, señaló el Fiscal.

Subrayó el ánimo de la Fiscalía de atender la propuesta presentada por algunos legisladores, especialmente el diputado Santillán, de formar una comisión guiada por la propia Fiscalía y con la incorporación de instituciones universitarias, de derechos humanos y de representación de víctimas para esclarecer cualquier dato o procedimiento pendiente en relación con el citado panteón.

Reiteró que para el caso de Oliver Wenceslao, uno de los dos cuerpos ya exhumados, avanza la carpeta de investigación respectiva para determinar los motivos de su inhumación a pesar de que había sido identificado por los familiares: “establecer la responsabilidad administrativa o penal está pendiente”, manifestó.

Precisó que el total de cuerpos inhumados el 28 de marzo de 2014 en Tetelcingo, con base en las fichas de las autoridades ministeriales, son 118. De esa cifra 107 tienen carpetas de investigación, 8 eran personas desconocidas que fallecieron en hospitales o en la vía pública y que nadie ha reclamado a la fecha, así como 3 más que provienen de universidades donde fueron instrumento de lecciones de medicina.

Los documentos exhibidos precisan la procedencia de los cadáveres: 64 corresponden a la zona metropolitana y 54 a la zona de Cuautla.

En su mensaje final, el Fiscal advirtió de “algunos personajes (que) con ligereza y afanes protagónicos y políticos abusan del dolor de los familiares y los revictimicen al confundirlos y desorientarlos”.

“Estos personajes ya han tenido experiencias similares en estados vecinos donde los propios familiares les han prohibido que hablen en su nombre”, puntualizó. Invitó a cada autoridad y entidad a asumir responsabilidades “en el ámbito de nuestras respectivas competencias”.

La comparecencia ante los legisladores se extendió por dos horas e incluyó 14 intervenciones de legisladores.

Documentos presentados

La compilación de documentos entregada por la Fiscalía General del Estado a los legisladores y los medios de difusión contiene entre otros: “Estudio para la viabilidad de instalar el panteón regional de Tetelcingo” de la CONAGUA con fecha 26 de mayo de 1998; antecedentes y descripción del proyecto de instalación del panteón en el predio denominado El Maguey del ayuntamiento de Cuautla con fecha 23 de febrero de 2000; dictamen de uso de suelo para la instalación del panteón mencionado de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas con fecha 8 de septiembre de 1999.

Además, se presentó anexado copia del Reporte de Proyecto entregado a la Dirección de Obras Públicas y Servicios Municipales del ayuntamiento de Cuautla; también un informe de una Visita Técnica realizada por la Secretaría de Desarrollo Ambiental al predio citado en que se lee: “en base a las características descritas esta Secretaría determina que el predio se encuentra en lugar adecuado para el establecimiento del mencionado panteón.

También se agregaron 17 fotografías que muestran la ubicación del terreno, que existen tumbas en él, la presencia de autoridades y equipo para la excavación de las dos fosas comunes y una fotografía con el propietario, Socorro Tlapala Becerro, quien acompañado de autoridades observa preparativos para la inhumación .

El cementerio de Tetelcingo opera de manera legal desde hace 16 años.

El 25 de marzo de 2014, Tlapala Becerro, respondió por escrito a la solicitud de donación de dos fosas, que realizó la Dirección General de Servicios Periciales, para la inhumación de cadáveres no identificados.

El documento dice: “al no existir inconveniente alguno por parte del poblado de Tetelcingo, municipio de Cuautla, se ha efectuado realizar la donación por usted requerida, poniendo en este momento a su disposición 2 gavetas y/o fosas, para que en el momento que esa representación social determine puedan hacer uso de las mismas”.

La inhumación dentro del panteón, donde yacen tumbas de familiares de la comunidad, incluida la del primer propietario del predio, Manuel Tlapala Navarro, se realizó con todos los protocolos “nacionales y de cualquier país”, precisó el Fiscal.

Con respecto a la versión sobre la inhumación de 150 cuerpos, queda descartada en la declaración de Humberto García Cortés, responsable del sector 2 de la policía municipal de Cuautla, quien participó en el proceso.

“…ni siquiera tengo la certeza de saber cuántos cuerpos eran porque ni tomé el tiempo ni la atención de contar, nadie me informó de cuántos cuerpos o cadáveres estábamos hablando, ni el comandante Rigoberto sabía de cuantos se trataban”, dice la declaración.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *