Vladimir Putin quiere eternizarse en el poder

Mucha gente está comenzando a decir que Vladimir Putin debe ya dejar el poder, miles de personas participaron hace unos días en un mitin de protesta en Moscú convocado por la oposición rusa contra la falta de alternancia en el Kremlin a un año de las elecciones parlamentarias.

¿Le cuento? Hace unos días escribí en este mismo espacio que Vladimir Putin anunció más como amenaza que informando, que en Bielorusia construiría una base aérea de bombarderos, a 150 kilómetros de la frontera con Europa y hable de esto mismo, Vladimir Putin es el dictador que los rusos gustan tener.

Hasta apenas unos días, el popular líder opositor Alexei Navalni, que logró un tercio de los votos en las últimas elecciones a la alcaldía de Moscú, acusó al presidente ruso, Vladimir Putin, de monopolizar el poder y de gestionar a su antojo los recursos del país.

¿Le suena conocido? En muchos países latinoamericanos esto ocurre como bastante frecuencia, Brasil, Argentina, Venezuela, Honduras, El Salvador, etc.

De hecho hay que señalarlo, Vladimir Putin está en pleno goce de su coto de poder, pero no por eso el gusto de la gente está con el presidente, además de que quizá la oposición rusa está siendo apoyada por occidente.

Navalni volvió a repetir el famoso lema que le ha venido ganando adeptos, amén de que esta formándose como un grito de guerra en las calles, “Rusia sin Putin”.

Lo importantemente peligroso es que quizá Vladimir Putin llegará a hartarse de la oposición rusa y como en muchos otros casos que están perfectamente documentados, accidentes fatales les pasa a los líderes de estos movimientos o alguna persona les dispara en condiciones sospechosas dejándolos muertos en alguna calle de Rusia.

Vladimir Putin ya fue presidente durante dos ejercicios en 2000-2008 y volvió al Kremlin tras el periodo presidencial de su socio y amigo Dmitri Medvedev en 2012, ya se ve venir que Vladimir Putin se presentará a la reelección en las presidenciales de 2018.

Según la ley que en este momento hay en Rusia, en 2024 debería abandonar el puesto, pero no dude de que si sigue vivo, pueda conseguir quien gobierne estando el detrás del presidente y vuelva a presentarse a las urnas.

Vladimir Putin es un tirano como no se veía en una “democracia” hace tiempo.

Vladimir Putin el nuevo dictador

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *