Muere Usaama Rahim y la policia de Boston de nuevo en los medios

Usaama Rahim

Un hombre que estaba bajo vigilancia constante de investigadores antiterroristas, y que murió el martes baleado por las fuerzas de seguridad en Boston, aparecía en un video abalanzándose con un cuchillo sobre un agente de policía y otro del FBI antes de ser abatido, indicó la policía de Boston.

Usaama Rahim había hecho amenazas contra las fuerzas de la ley, indicó una fuente de seguridad con conocimiento de la situación. La fuente no estaba autorizada a publicar detalles de la investigación, y habló bajo condición de anonimato.

Miembros de la Fuerza Conjunta para Terrorismo se acercaron el martes a Rahin en el barrio de Roslindale para preguntarle por “información relacionada con terrorismo” que habían recibido, cuando el hombre se abalanzó sobre ellos blandiendo un cuchillo de estilo militar, dijo el comisario de policía, Williams Evans.

Los agentes pidieron varias veces a Rahim que tirase el arma, pero él siguió avanzando hacia ellos con el cuchillo, dijo Evans. Los miembros de la fuerza conjunta abrieron fuego, alcanzando una vez a Rahim en el torso y otra en el abdomen. Rahim, de 26 años, fue trasladado al hospital, donde se certificó su muerte.

El FBI detuvo a un hombre el martes por la noche en relación con el caso. David Wright quedó detenido en su vivienda del suburbio de Everett, indicó Christina Dilorio-Sterling, portavoz de la fiscal estadounidense Carmen Ortiz. Wright se enfrentará a cargos federales y se esperaba que compareciera el miércoles ante un Tribunal de Distrito estadounidense.

Dilorio-Sterling declinó detallar los cargos, pero confirmó que estaban relacionados con la investigación de Rahim.

Las autoridades también registraron una casa en Warwick, Rhode Island, pero no pudieron confirmar que la operación estuviera relacionada con el tiroteo en Boston.

Rahim llevaba “bastante tiempo” bajo vigilancia, señaló Evans, pero “un nivel de alarma” les instó a intentar interrogarle el martes.

Las autoridades sabían que el fallecido “tenía algo de extremismo en sus opiniones”, pero no confirmó ni desmintió las noticias sobre que Rahim se había radicalizado por la propaganda en internet del grupo Estado Islámico.

Los agentes no llevaban las armas desenfundadas al acercarse al hombre, añadió el comisario. El video muestra a Rahim “yendo hacia los agentes” mientras éstos retroceden, dijo.

Esa versión difiere de la que ofreció el hermano del fallecido, Ibrahim Rahim, que dijo en una entrada en Facebook que su hermano menor había sido asesinado cuando esperaba al autobús para ir a trabajar.

“Le abordaron tres agentes de la policía de Boston y después recibió tres disparos por la espalda”, escribió. “Hablaba por teléfono con mi querido padre durante la confrontación porque necesitaba un testigo”.

No fue posible contactar en un primer momento con Ibrahim Rahim, ex imán asistente en una mezquita de Boston, para obtener más declaraciones. En un correo electrónico indicó que estaba de viaje a Boston para enterrar a su hermano.

La oficina del fiscal del distrito de Suffolk y el FBI dijeron que investigarían el tiroteo, un procedimiento de rutina para tiroteos con la policía.

El Consejo de Relaciones Estadounidenses-Islámicas supervisará la investigación, indicó su portavoz Ibrahim Hooper.

“Tenemos una serie de preguntas”, dijo Hooper. “¿Por qué se le seguía exactamente? ¿Cuál era la causa probable para este encuentro en concreto? ¿Hubo cámaras de video o cámaras corporales en el incidente? ¿Cómo se concilian las dos versiones de la historia, dado que la versión de la familia es que estaba en su recorrido normal para trabajar en una parada de autobús?”.

Los registros de votantes de Boston de Usaama Rahim le señalan como estudiante. Los registros indican que hace dos años tenía licencia de agente de seguridad en Miami, pero no con detalles.

Yusufi Vali, director ejecutivo del Centro Cultural Sociedad Islámica de Boston, indicó que la firma de seguridad del centro contrató a Rahim como guarda de seguridad durante un mes a mediados de 2013. El fallecido no rezaba de forma ahbitual en el centro y no hacía tareas de voluntariado en el lugar ni ocupaba puestos de responsabilidad allí.

Las autoridades “no creen que haya ningún motivo de preocupación por la seguridad pública ahora mismo”, indicó Vincent Lisi, agente especial a cargo de la oficina del FBI en Boston.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *