La sonda Philae despierta en el cometa

La sonda Philae que aterrizó en un cometa ya despertó de una hibernación de siete meses y logró comunicarse con la Tierra durante más de un minuto, informó el domingo la Agencia Espacial Europea.

La sonda se convirtió en la primera nave espacial en aterrizar en un cometa cuando aterrizó en la superficie helada del 67P/Churyumov-Gerasimenko en noviembre. Poco después de su histórico aterrizaje, Philae logró realizar experimentos y enviar datos a la Tierra durante aproximadamente 60 horas antes de que sus baterías se agotaran y se viera obligada a hibernar.

El Centro Aeroespacial Alemán, que opera Philae, informó que la sonda reanudó la comunicación a las 10:28 hora local del sábado (2028 GMT), enviando unos 300 paquetes de datos al planeta a través de su nave nodriza Rosetta, la cual está orbitando el cometa.

“Philae va muy bien”, dijo el responsable del proyecto Stephan Ulamec.

Philae es el nombre del módulo de aterrizaje de la sonda espacial Rosetta, que el 12 de noviembre de 2014 se desprendió de la misma y descendió sobre el cometa. Su descenso no ha sido del todo exitoso ya que no se han desplegado los taladros de sus patas que le dan un anclaje seguro al cometa 67P/Churiumov-Guerasimenko.

La masa total del módulo es de aproximadamente de 110 kg, de los cuales los instrumentos científicos en total tienen una masa de aproximadamente 27 kg.

El nombre de la sonda se debe a la isla Philae, donde se encontró un obelisco que sirvió, junto con la piedra Rosetta, para poder avanzar enormemente en el descifrado de los jeroglíficos egipcios. La isla Agilkia -que da nombre a la zona del cometa fijado para el aterrizaje de la sonda- es donde están en la actualidad una serie de templos que antes estaban en la isla Philae

Philae

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *