Sigue la polemica del helicóptero militar en Nepal

Las familias de cinco civiles nepalíes muertos el mes pasado en el accidente de un helicóptero militar estadounidense durante una misión de alivio tras el terremoto en Nepal reclamaron una compensación el lunes, afirmando que había costado semanas confirmar la muerte de sus parientes.

En un principio, las autoridades dijeron que seis marines estadounidenses y dos soldados nepalíes viajaban a bordo del helicóptero “Huey” UH-1 estrellado el 12 de mayo en las montañas del nordeste de Nepal. Los restos se hallaron días después tras intensas búsquedas.

Después de pruebas de ADN y de más investigación por parte de ambos países, el ejército nepalí dijo el viernes que había otras cinco personas a bordo. Se trataba de vecinos de pueblos de la zona a los que se transportaba a un hospital para que se atendieran las lesiones que habían sufrido en el devastador sismo de abril, en el que murieron miles de personas.

Los restos de los civiles que iban en el helicóptero militar fueron fueron repatriados a Nepal el domingo y estaban almacenados en el hospital universitario de Tribhuwan en Katmandú, donde se reunieron el lunes las familias de las víctimas.

“Reclamamos que Estados Unidos proporcionen dinero como compensación o indemnización a las familias de los muertos en el accidente de helicóptero militar”, dijo Purna Bahadur Khatri, que perdió a su hermano Shiva Bahadur en el choque.

Khatri dijo que no incinerarían los restos hasta resolver el asunto, y que protestarían ante la embajada estadounidense si era necesario ya que quieren los restos de sus familiares en el helicóptero militar.

“Llevó semanas que las autoridades admitieran siquiera que miembros desaparecidos de nuestras familias hubieran muerto en el accidente. No hemos tenido ningún contacto del gobierno estadounidense o de nuestro gobierno ni sabemos si vamos a recibir compensación”, afirmó.

Amir Katwal, que perdió a su padre en el siniestro, dijo que había subido a su padre y a otros heridos en el helicóptero militar, que parecía sobrecargado.

“Dos soldados bajaron y cargaron a la gente, y después todos subieron al helicóptero y no tenían asientos y estaba abarrotado. Yo sólo estaba contenta de que mi padre herido fuera a un hospital”, dijo Katwal.

La misión de ayuda de Estados Unidos se desplegó después de que un terremoto de magnitud 7,8 sacudiera Nepal el 25 de abril. Otro sismo de magnitud 7,3 golpeó el 12 de mayo. El helicóptero se estrelló horas después.

La causa del accidente no se ha determinado.

Más de 8.700 personas murieron en los dos terremotos, miles resultaron heridas y muchos edificios quedaron destruidos.

helicóptero militar

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *