El Estado Islámico reduce el suministro de agua

El grupo extremista Estado Islámico redujo el suministro de agua que llega a las zonas controladas por el gobierno de Irak en la provincia oriental de Anbar, dijo el jueves un funcionario.

La reducción del suministro orquestada en una presa del río Éufrates controlada por los insurgentes del Estado Islámico pondrá en riesgo los sistemas de regadío y las plantas de tratamiento de agua en las áreas próximas en manos de tropas de Bagdad y tribus contrarias a la milicia radical, dijo a la Associated Press Taha Abdul-Ghani, miembro del consejo provincial.

No se produciría ningún efecto inmediato en zonas chiíes en el centro y sur del país, agregó Abdul-Ghani apuntando que se está desviando agua a esas áreas del río Tigris.

Naciones Unidas dijo el miércoles que estaba investigando reportes de que el grupo Estado Islámico había reducido el flujo de agua a través de la presa al-Warar.

“El uso del agua como arma de guerra es condenable en términos muy claros”, dijo el vocero del secretario general de la ONU, Stephane Dujarric, a periodistas. “Este tipo de informes son cuanto menos inquietantes”.

A principios de este año, la milicia empleó esta técnica para reducir el suministro en el exterior de la ciudad de Faluya, pero levantaron las restricciones tras las críticas de los residentes.

El grupo tomó Ramadi, la capital de la provincia de Anbar, el mes pasado en su avance más significativo desde que la coalición liderada por Estados Unidos inició una campaña aérea en su contra el año pasado.

Estado Islámico

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *