Investigan si objeto impacto tren en Filadelfia

Investigan si objeto impacto tren en Filadelfia

Mientras cuadrillas de trabajadores tratan de restablecer el servicio luego del trágico descarrilamiento de un tren en Filadelfia, investigadores tratan de descubrir por qué el tren aceleró y analizan informes contradictorios en torno a un objeto que habría golpeado el parabrisas.

Robert Sumwalt, integrante de la Junta Federal de Seguridad (NTSB por sus siglas en inglés) en el Transporte, dijo en el programa “Face the Nation” de la cadena CBS el domingo que quería “restar” importancia a la idea de que el daño al parabrisas podría deberse a que alguien disparó contra el tren antes de que se descarrilara, lo que causó la muerte de ocho personas y heridas a 200 más.

“Vi la rotura, parece del tamaño de una toronja y ni siquiera atravesó el cristal”, dijo Sumwalt.

Funcionarios dijeron que un conductor asistente del tren que se descarriló escuchó al conductor decir a otro responsable de un tren regional que ambos convoyes habían recibido impacto de objetos. Sin embargo, Sumwalt dijo que el operador regional no recuerda esa conversación y los investigadores han escuchado la cinta del despachador y no escucharon que el conductor de Amtrak reportara que el tren hubiera sido golpeado.

“No obstante, tenemos esta marca en el parabrisas del tren de Amtrak, así que tenemos que investigar qué sucedió”, dijo a la cadena CNN.

Los investigadores están concentrados en la aceleración del tren al acercarse a curva, que lo hizo alcanzar un nivel de 180 kilómetros por hora (106 millas) cuando entraba a una curva donde la velocidad máxima permitida es de 80 kilómetros (50 millas).

“La única manera en que un tren operable puede acelerar es si el conductor aprieta el acelerador, pero el grabador no registra que éste se haya movido. Veremos si eso corresponde al aumento de la velocidad del tren”, dijo Sumwalt a CNN.

Mientras tanto, casi 20 personas lesionadas en el desastre permanecen hospitalizadas en Filadelfia, cinco de ellas en estado grave pero se espera que sobrevivan.

Amtrak planea reanudar el servicio de forma limitada entre Filadelfia y Nueva York el lunes, y ya al completo el martes.

La Administración Ferroviaria Federal ordenó el sábado a la compañía que aumentara el uso de un sistema de limitación de velocidad en las vías que se dirigen al norte de Filadelfia.

El sistema de control automático del tren se emplea ya en los que se dirigen al sur al acercarse a la curva donde tuvo lugar el descarrilamiento del martes. El sistema informa al maquinista cuando el tren circula por encima del límite permitido y acciona automáticamente los frenos si el conductor no ralentiza el convoy.

Amtrak dijo que acataría la norma, apuntando que su “meta global es proporcionar un viaje seguro a los pasajeros”.

La Administración Ferroviaria Federal también le ordenó a Amtrak analizar las curvas a fin de que evalúe los riesgos en el Corredor Noreste, el tramo de vías entre Boston y Washington en el que hay un intenso tránsito ferroviario, y determine si se puede hacer más para mejorar la seguridad.

Amtrak también tendrá que incrementar la cantidad y frecuencia de señalamientos que alertan a los maquinistas y ayudantes a bordo sobre la velocidad máxima autorizada.

La empresa publicó un mensaje en su página web el sábado alabando un registro de seguridad “contundente”, incluyendo la afirmación de que los descarrilamientos anuales cayeron de 80 a 28 entre 2000 y 2014.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *