El rey de Arabia Saudita promete castigo a terroristas de mezquita

Arabia Saudita

El rey de Arabia Saudita prometió el domingo castigar a los responsables de un atentado suicida que mató a 21 personas en una mezquita chií del este del país, llamándolo un “ataque terrorista atroz” que va en contra de los valores islámicos y humanos.

El rey Salman de Arabia Saudita hizo la advertencia horas después de que el Ministerio del Interior confirmó que el ataque del viernes en la aldea de al-Qudeeh, en la región oriental de Qatif, fue obra de un miliciano del grupo Estado Islámico, como había reclamado antes el propio grupo extremista.

“Cada participante, planificador, partidario, colaborador o simpatizante de este crimen atroz tendrá que rendir cuentas, ser juzgado y castigado”, dijo el rey Salman en un mensaje dirigido al príncipe heredero Mohammed bin Nayef, quien es viceprimer ministro y ministro del Interior. “Nuestros esfuerzos no se detendrán… en la lucha contra el pensamiento desviado, en enfrentar a los terroristas y acabar con sus semilleros”.

El ministerio del Interior de Arabia Saudita identificó al agresor como el ciudadano saudí Salé bin Abulrahman Al-Qashaami, según un comunicado difundido el sábado por la noche por la agencia oficial de prensa saudí.

Las autoridades buscaban al atacante, al que consideraban miembro activo de una célula terrorista relacionada con Estado Islámico, dijo el comunicado. Según los exámenes en laboratorio, el material explosivo empleado en el atentado era un compuesto conocido como RDX, empleado en el ámbito militar.

El atentado en el pueblo de al Quedeeh, en la región oriental de Qatif, fue el más mortífero realizado por milicianos en el reino desde un ataque de Al Qaeda contra complejos residenciales de trabajadores extranjeros en 2004.

A diferencia de ese ataque de hace más de una década, el atentado del viernes fue dirigido contra miembros de la minoría chií saudí, una secta que tanto el grupo Estado Islámico como los ultraconservadores en Arabia Saudí denuncian regularmente como hereje.

Un comunicado de la radioemisora Al Bayan, del grupo Estado Islámico, enviado el sábado a cibersitios milicianos, dijo que una nueva rama del grupo estuvo detrás del ataque, que según dijo fue realizado por un saudí que adoptó el nombre de guerra Abu Amer al-Najdi.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *