Lindsey Graham quiere la nominación presidencial republicana de 2016

Lindsey Graham

El senador de Carolina del Sur Lindsey Graham confirmó prácticamente el lunes que competirá por la nominación presidencial republicana de 2016, al afirmar que cree que sería el mejor comandante en jefe en medio de la continua inestabilidad en Medio Oriente.

“Compito porque creo que el mundo se está desmoronando”, dijo Graham durante una entrevista con “CBS This Morning”.

Un partidario de la política exterior de línea dura y crítico de la reducción de tropas en Medio Oriente decidida por el presidente Barack Obama, Graham dijo creer que esa decisión hará que al final “mueran más soldados estadounidenses en Irak y al final en Siria, por proteger nuestra tierra”.

Como ejemplo puso la ciudad iraquí de Ramadi, recientemente tomada por milicianos del grupo Estado Islámico, como prueba de que Estados Unidos debe reestablecerse en la región.

El senador en su tercer mandato dijo a CBS que oficializará su lanzamiento de campaña el 1 de junio en su ciudad natal de Central, Carolina del Sur. Sería el único candidato republicano de uno de los cuatro estados con elecciones primarias, entre los que se incluyen Iowa, Nueva Hampshire y Nevada.

En sus primeras giras por Iowa, Nueva Hampshire y su estado natal, Graham dijo que cree que la seguridad nacional es el tema más importante para la elección de 2016 y que es la prioridad para los votantes republicanos en las primarias.

El lunes aseguró que la desestabilización de Irak, los continuos conflictos en Siria, la influencia iraní en la región y la proliferación del Estado Islámico se combinan para presentar una grave amenaza a los estadounidenses.

Graham argumentó que podrían necesitarse hasta 10.000 tropas terrestres para ayudar en el entrenamiento de las fuerzas de seguridad iraquíes para que funcionen como un ejército nacional.

Evadió preguntas sobre si Estados Unidos tenía derecho a invadir Irak en 2003, un cuestionamiento que desconcertó al ex gobernador de Florida, Jeb Bush, durante la más reciente semana de su campaña.

“Si hubiera sabido entonces lo que sé ahora, ¿habría ordenado una invasión terrestre? Probablemente no”, dijo refiriéndose a las falsas acusaciones de que Irak poseía armamento que podía ser una amenaza para territorio estadounidense.

“Sin embargo, eso es cosa del pasado”, continuó. “¿Qué haremos hoy, mañana y pasado mañana?”

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *