Así prendió fuego el Cártel Jalisco Nueva Generación en autobuses

Parecia una mañana tranquila, es más, más tranquila que de costumbre, primero de mayo en México, día del trabajo, día en el que la mayoria de la gente no trabaja; nadie se imaginaba que el Cártel Jalisco Nueva Generación tendría una fuerza de poder en Jalisco.

En uno de los muchos autobuses de la zona metropolitana de Guadalajara, la gente viajaba normal, en este autobús que se ve en el video, viajaban al menos, diez pasajeros. Todos en sus pensamientos, cada quien en los pendientes del día o con el apuro de llegar a su destino.

Uno de ellos, o más bien una, le indica al chofer su descenso, como siempre esto se da en un viaje colectivo; justo en ese punto, la mujer baja del camión, pero suben dos hombres. Si, gente del Cártel Jalisco Nueva Generación.

Uno de ellos usaba una playera roja y una gorra negra, el otro también portaba gorra, aunque su playera era color verde. Los integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación se ve que son irreconocibles.

Ambos vestían pantalón de mezclilla. El primero se acerca al chofer y le da una indicación, no duden que lo hace con una amenaza de alguna forma, quizá mostrando un arma y con lenguaje soez.

El otro camina al interior del autobús y también da indicaciones a los pasajeros. No era un asalto, no les iban a hacer daño, al menos, no de una forma directa, pues lo que están por hacer también sembró mucho miedo. El Cártel Jalisco Nueva Generación de forma directa no toco la vida de ningun pasajero o chofer o trabajador de gasolineria que ataco.

Y es que lo que les dijeron es que tenían que bajar, indicación que también dieron al chofer.

Ante tan intempestiva orden, los pasajeros descendieron apresurados. Nadie sabia que pasaba. El chofer, antes de bajar, tuvo que estacionar el autobús en una posición tal que obstruyera el paso. Así, éste —el autobús— dejó de ser un medio de transporte para, entonces, convertirse en una contención, una barrera.

Nadie podría avanzar hasta que fuera retirado del camino.

Aunque para asegurarse de que eso no sucediera, los dos sujetos con cachucha y que ahora se sabe son integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación comenzaron a rociar gasolina al interior del camión apenas los pasajeros y el chofer lo abandonaron. Acto seguido, le prendieron fuego.

Poco a poco, las cámaras de seguridad instaladas en el autobús proyectaban sólo una escala de grises en el monitor al que reportan. Los cuatro ángulos que vigilaban (chofer, costado, trasero y frente) se convirtieron en la misma imagen: fuego y humo.

Cuidado, estas acciones ademas de ser acciones de inteligencia y contraataque, el Cártel Jalisco Nueva Generación sembro el miedo y esto no se llama narcotrafico, sino terrorismo.

Cártel Jalisco Nueva Generación

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *