Dan atención psicológica a niños con cáncer

atención psicológica

En el Hospital del Niño y el Adolescente Morelense

Como parte de la atención al paciente con cáncer, el Hospital del Niño y el Adolescente Morelense (HNAM), proporciona ayuda psicológica a los menores durante su padecimiento, el apoyo familiar y social también es parte fundamental para afrontar este proceso.

El padecimiento de esta enfermedad implica estancias hospitalarias constantes, genera cambios en la vida de quien la padece y de sus familiares, por lo que el psicólogo entiende el pensamiento del paciente respecto a su padecimiento y sugiere actitudes favorables a la adaptación hospitalaria.

El HNAM cuenta con psicólogos de distintas especialidades que brindan apoyo en diferentes áreas de atención: consulta externa, hospitalización, urgencias y terapia intensiva, también intervienen en las clínicas de maltrato, obesidad, neonatos, asma, VIH y otras.

La psicóloga Magaly Sánchez Páez, responsable del Servicio de Psico-oncología e integrante del Equipo de Cuidados Paliativos del HNAM, informó que su trabajo consiste en apoyar al paciente con cáncer y sus familiares en la aceptación de la enfermedad, adaptación al hospital y los tratamientos médicos.

“Desde que los médicos le dan el diagnostico al paciente y la familia, se les brinda soporte psicológico, a fin de prevenir la aparición de desórdenes emocionales, conductuales o de rechazo a las atenciones hospitalarias” mencionó.

La adherencia terapéutica o cumplimento del procedimiento curativo, hace posible que los familiares cumplan con todas las indicaciones al pie de la letra y confíen en sus médicos, para disminuir el riesgo de abandono de los tratamientos y no poner en peligro la vida de sus hijos”, explicó la especialista en Psico-oncología.

Sánchez Páez, informó que durante todo el proceso de la enfermedad, se les brinda a los familiares y pacientes el seguimiento hasta que terminan su tratamiento médico para promover el desarrollo de habilidades adecuadas de afrontamiento, emocionales, cognitivas y conductuales, con la menor angustia posible.

“La atención que proporcionamos a los familiares, es importante porque son ellos quienes brindan el apoyo más importante al pequeño o pequeña. También se incluye en su caso a los hermanos, debido a que generalmente sufren el abandono de los padres quienes centran toda la atención en el niño o niña con la enfermedad” aclaró.

A través de diversas técnicas psicológicas se les explica a los pacientes el tipo de enfermedad que tiene para que disminuya la incertidumbre, aprenda a controlar sus reacciones emocionales como el estrés, la depresión, la ansiedad, los pensamientos distorsionados y las dificultades en la comunicación con el equipo médico, explicó Sánchez Páez.

Aunque un gran porcentaje de niños con cáncer se curan, algunos pierden la batalla, y en estos casos el HNAM cuenta con un equipo de profesionales de la salud de cuidados paliativos, el cual está integrado por un médico especialista en dolor y paliativos, un psicólogo, una enfermera y una trabajadora social.

Este equipo apoya al niño y a su familia en esa difícil transición, en donde se trabaja en la aceptación del pronóstico, la comunicación con el pacientito, la familia y los médicos tratantes. En otros casos favorecer la despedida y el apoyo del manejo del duelo a la familia.

“Adicional al trabajo psicológico individual, familiar y grupal con los pacientes de oncología, se lleva a cabo la escuela para padres en donde participan profesionales de la salud quienes exponen temas para que los papas conozcan mejor la enfermedad, los tratamientos y su participación en el proceso de enfermedad”, finalizó Sánchez Páez.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *