40 millones de muertes anuales no son registradas

muertes anuales no son registradas

A pesar de los esfuerzos de investigadores y académicos para llevar un registro demográfico mundial, un reciente estudio sugiere que 40 millones de personas mueren y otras 40 millones nacen cada año sin ser contabilizadas.

Esta semana, una serie de investigaciones fueron publicadas en la revista científica The Lancet, en las que se describe el problema y se ofrecen posibles soluciones. La serie de cuatro artículos se titula ‘Contando Nacimientos y Muertes’.

“Las políticas públicas deben ser informadas con datos precisos y a tiempo”, dijo Alan Lopez, de la Universidad de Melbourne en un comunicado de prensa. “Mala calidad de datos es igual a malas decisiones, lo que a su vez lleva a oportunidades perdidas para mejorar la salud de la población”, indicó uno de los investigadores australianos que buscan maneras para mejorar la recolección de estadísticas vitales internacionalmente.

“Para poner esto en perspectiva, 140 países, u 80% de la población mundial, no tienen estadísticas confiables sobre causas de muertes. ¿Cómo puedes influencias la política de un país y a nivel mundial y crear programas si no sabes las causas de fondo de enfermedades y muerte?”, añadió Lopez.

Según el experto parte del problema se centra en áreas rurales de Asia, África y el Medio Oriente, donde los médicos tienen dificultad de acceso y la causa de muerte podría determinarse usando encuestas sobre síntomas que padecieron quienes murieron recientemente. “En muchos casos, un algoritmo puede registrar la causa de muerte más acertadamente que un médico”, indicó.

En los nuevos artículos Lopez y sus colegas aseguran que los investigadores y los políticos deben aprovechar las ventajas de la tecnología de teléfonos móviles para mejorar su recolección de datos, ya que éstos han llegado a todas partes. “Países que tienen sistemas de recolección de datos vitales funcionales reportan expectativa de vida y tasas de mortalidad materna e infantil más bajas, indicando que la disponibilidad de buenos datos de nacimiento y muerte está influyendo en políticas de salud de esas naciones”, añadió Lopez.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *