Solar Impulse II se encuentra hoy en la ciudad birmana de Mandalay

Solar Impulse II

El avión Solar Impulse II se encuentra hoy en la ciudad birmana de Mandalay, donde permanecerá dos días antes de proseguir con su periplo alrededor del mundo en la primera aeronave impulsada únicamente con energía solar.

El avión llegó ayer por la tarde a Birmania desde la ciudad india de Varanasi, tras lograr una velocidad récord de 200 kilómetros por hora y recorrer unos 1.400 kilómetros, según informa la página web del proyecto creado en Suiza.

El avión Solar Impulse 2 aterrizó esta noche en Mandalay, la segunda ciudad de Birmania, país también conocido como Myanmar, tras completar en tiempo récord la cuarta etapa de una vuelta el mundo sin precedentes de un avión de energía únicamente solar.

El monoplaza se posó a las 19:51 hora local (13:21 hora GMT) tras trece horas de vuelo desde la ciudad santa india de Varanasi (Benarés), un itinerario de 1,400 km que incluía el sobrevuelo del Himalaya por su cara sur.

El vuelo debía durar veinte horas pero los vientos favorables permitieron velocidades de récord. En esta etapa pilotó el avión el suizo Bertrand Piccard, al que esperaban su esposa e hija en Mandalay. Bailarines tradicionales y una gigantesca marioneta de elefante animada por bailarines recibieron al avión, según imágenes compartidas en las redes sociales.

El piloto Bertrand Piccard completó así el cuarto tramo del viaje alrededor del mundo que empezó el pasado 9 de marzo en Abu Dhabi (Emiratos Árabes Unidos) con escalas en Muscat (Omán), Ahmedabad (India) y Varanasi.

Piccard, un psiquiatra nacido en una familia de exploradores, se turna a los mandos del avión monoplaza con André Borschberg, un ingeniero formado en el Massachusetts Institute of Technology (MIT) de Estados Unidos.

El equipo de Solar Impulse 2 tuvo que desplegar por primera vez un hangar inflable para resguardar el avión antes de la próxima etapa porque Birmania carece de infraestructuras de calidad.

La etapa precedente del Solar Impulse 2 en Ahmedabad resultó agitada por los retrasos administrativos, que el piloto suizo lamentó. Piccard explicó que el despegue se atrasó cinco días por falta de las autorizaciones administrativas pertinentes para despegar del Estado del primer ministro Narendra Modi.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *