Fauna en peligro resurge en Tlaxcala

Las acciones realizadas en los últimos años a favor de las áreas boscosas del Parque Nacional de la Malinche llevaron a que fauna en peligro silvestre endémica de la zona resurgiera después de mantenerse en peligro en las últimas décadas.

Néstor Montañez Saucedo, titular de la Coordinación General de Ecología, organismo encargado de la conservación de dicho espacio natural, mencionó que en los últimos años se han recuperado al menos 500 hectáreas que estaban afectadas por la deforestación.

Añadió que además se ha logrado la conservación y mantenimiento de miles de hectáreas más que fueron hábitat en otros tiempos de animales como el zorro gris, la lechuza blanca y diversos tipos de azulejos (pájaros de hermosas alas azules).

Expuso que “este proceso natural que desarrolla la vegetación en el parque nacional nos permite gozar de un extraordinario microclima en esta parte del Altiplano, convirtiéndose en un nicho natural para que la fauna en peligro silvestre tenga la posibilidad de encontrar un espacio de conservación y reproducción de aves y pequeños mamíferos”.

El funcionario indicó que “recientemente, en coordinación con un equipo de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), se han llevado a cabo registros de avistamientos de fauna silvestre que no se conocía desde hace mucho tiempo, el zorro gris y la lechuza blanca, por ejemplo”.

“También se han observado aves como azulejos, y las acciones en beneficio de los bosques han permitido preservar animales como el coyote” en esta zona de Tlaxcala, subrayó Montañez Saucedo.

Comentó que “estas son ahora especies que han estado enriqueciendo el inventario faunístico de este importante lugar que es el Parque Nacional de la Malinche”.

Explicó que además de los miles de árboles que cada año se siembran, a través de campañas de reforestación, “se está aplicando un nuevo metodo para transplantar arbolitos de una zona a otra”, a través de lo que se llama banqueo.

“En esta situación, que tiene que ver con aspectos de reforestación, al menos 500 hectáreas ya que se han recuperado con este esquema de transplante de árboles de los sitios donde nacen de manera natural.

“No es otra cosa más que con mucho cuidado sacar el arbolito con toda y la raíz completa para plantarlos en estos otros lugares donde la reforestación no ha dado buenos resultados”, dijo.

Con ello, y otras acciones, se ha mejorado la zona, permitiendo las condiciones de vida para la fauna silvestre, enfatizó.

Por otra parte, Montañez Saucedo explicó que en Tlaxcala existen tres macizos forestales, ubicados en el Parque Nacional la Malinche, en el municipio de Tlaxco, así como en la región Nanacamilpa-Calpulalpan.

Aseguró que la CGE y la Comisión Nacional Forestal (Conafor) realizan labores para la protección, conservación y restauración de la cubierta vegetal y combate a incendios.

El funcionario expuso que el Parque Nacional la Malinche no es sólo un espacio emblemático para la poblaciones de Tlaxcala y Puebla, “sino una fuente de aprovechamiento de servicios ambientales para toda la región del Altiplano”.

La Coordinación General de Ecología cuenta con una estructura operativa de 36 elementos de vigilancia y brigadistas, así como seis casetas de vigilancia y vehículos con radiocomunicación.

Por otra parte, José Manuel Ortiz Bretado, subgerente de Conservación y Restauración de la Gerencia estatal de la Conafor, señaló que la entidad, de acuerdo con el Inventario Nacional Periódico del organismo, cuenta con 85 mil 376 hectáreas boscosas.

“De ellas 51 mil 709 hectáreas son arboladas y cinco mil 49 hectáreas están cubiertas con vegetación de zonas áridas. Tlaxcala cuenta también con 40 hectáreas de vegetación acuática y subacuática, así como 28 mil 578 hectáreas de suelos forestales perturbados”, detalló.

Apuntó que “de la superficie arbolada, 29 mil 939 hectáreas corresponden a bosques de coníferas y cinco mil 704 hectáreas están cubiertas con mezclas de coníferas”.

El especialista explicó que la entidad tiene un amplia variedad de zonas boscosas, “con bosques de pino, de oyamel, así como bosques de encino y sabino”.

Además de territorios con matorrales, pastizales, y “vegetación acuática y subacuática”, entre otras especies de flora.

“En la superficie ocupada por vegetación forestal, las especies predominantes son el Pinus pseudostrobus, Pinus ayacahuite, Pinus patula, Pinus moctezumae, Pinus rudis, Pinus leiophylla, Pinus teocote, Pinus hartwegii, Pseudotsuga macrolepis, Abies religiosa, Quercus spp., Juniperus deppeana, entre otras”, anotó Ortiz Bretado.

Respecto al volcán la Malinche, expuso que ese sitio natural “tiene una superficie declarada como parque nacional, con un total del 33 mil 155 hectáreas de áreas boscosas”.

De ellas, 16 mil 433 hectáreas son de árbol maduro y de renuevo, y la Malinche se extiende por 11 municipios del estado, dijo.

fauna en peligro

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *