Ejecuciones por fusilamiento ya es legal en Utah

fusilamiento

El gobernador de Utah Gary R. Herbert firmó y promulgó la ley que permite la ejecución de prisioneros condenados a muerte a través de un escuadrón de fusilamiento si las inyecciones de droga letal no están disponibles.

La nueva legislación surge en medio de una escasez en todo el país de los ‘cócteles’ de droga necesarios para llevar a cabo inyecciones letales sin inconvenientes, lo que ha hecho que los estados busquen métodos alternativos, con varios incidentes en el camino. La escasez surge por la negativa de muchas empresas farmacéuticas europeas a exportar medicamentos a ser usados para la pena de muerte.

Para Utah el fusilamiento era una opción viable.

Utah tiene actualmente ocho prisioneros esperando ser ejecutados y no ha utilizado la inyección letal desde 1999. El estado no tiene reservas de drogas para la inyección letal.

“Lamentamos que alguien cometa alguna vez el horrible crimen de asesinato agravado que amerite la pena de muerte y preferimos usar nuestro método primario de la inyección letal cuando tal sentencia es emitida”, dijo en un comunicado un portavoz del gobernador Republicano. “Sin embargo, cuando un jurado toma una decisión y un juez firma una condena a muerte, ejecutar tal decisión legal es la obligación del Poder Ejecutivo”.

Actualmente la Corte Suprema de Estados Unidos analiza demandas llevadas por defensores de condenados a muerte por las dudas que hay sobre los cócteles utilizados para la inyección letal, los cuales han generado ejecuciones fallidas en varias entidades. En 2004 Utah desaprobó el uso de escuadrones de fusilamiento, con la excepción de los casos que ya habían sido sentenciados. La más reciente ejecución por esa vía se dio en 2010.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *