Crece la formalidad en México

En lo que va de la presente administración, el índice de informalidad en el empleo a nivel nacional ha bajado del 60 al 57.5 por ciento, destacó el presidente Enrique Peña Nieto.

Sin embargo, reconoció, en los estados de Chiapas, Guerrero y Oaxaca, las cifras alcanzan números del 78.6 al 79.5 por ciento, por ello este martes presentó el Programa de Apoyo al Empleo y Capacitación en la región sur del país.

En el auditorio del Poliforum del Centro de Convenciones de esta capital, el presidente destacó que esta estrategia se centrará sobre todo en los jóvenes, porque “en ellos está la mayor fortaleza que tiene el país para competir y triunfar en el Siglo XXI”.

En presencia de los gobernadores de las tres entidades, Manuel Velasco, Gabino Cué y Rogelio Ortega, recordó que la falta de un trabajo formal le niega a las personas la posibilidad de contar con seguridad social, salud y una pensión para el retiro.

Por ello el interés de fomentar el trabajo formal, especialmente para los jóvenes y en particular de Chiapas, donde la informalidad llega al 78.6 por ciento, así como en Guerrero y Oaxaca, donde la cifra es de 79.5 por ciento.

“Nos interesa el que los jóvenes tengan empleo digno y formal, porque esta es la llave para acceder a un mejor nivel de vida y un empleo bien remunerado para garantizar un desarrollo profesional y personal digno”, reiteró el mandatario federal.

Con este programa, los jóvenes de la región sur del país recibirán una beca para capacitarse en empresas mientras se preparan para obtener un empleo mejor remunerado en los sectores agroindustrial y turístico de esta zona.

Peña Nieto resaltó que la intención es apoyarlos para construir un mejor futuro y que la región sur de la República avance para superar la desigualdad.

Refirió que en lo que va de su administración se han entregado 600 mil becas de productividad y de acuerdo con el Inegi, la productividad laboral se ha incrementado en 1.4 por ciento, mientras que los créditos al consumo del Infonacot se han cuadruplicado hasta llegar a 23 millones de pesos.

Todos estos son beneficios que se experimentan con el trabajo formal, por ello su gobierno ha promovido la reforma laboral que no es un objetivo en sí mismo, sino una herramienta para lograr un mejor nivel de vida en el país.

Desató que resultado de esa reforma es que en 2014 se incorporaron más de 700 mil personas a empleos formales, mientras que en el actual gobierno se han incorporado a trabajos registrados en el IMSS un millón 138 mil personas.

También la reforma laboral ha traído como resultado la paz en el sector laboral pues en el último año y medio no ha ocurrido una sola huelga de jurisdicción federal, lo cual evidencia que hay mecanismos más eficaces de diálogo entre los trabajadores y las empresas.

En este marco, el presidente Peña Nieto manifestó que los jóvenes mexicanos tienen en él a un aliado para desarrollar su potencial, “porque hoy tenemos una juventud más informada y crítica, pero también más involucrada en el desarrollo de sus comunidades”.

Previamente y en presencia de los secretarios del Trabajo, del Medio Ambiente y de Desarrollo Social, el gobernador de Chiapas, Manuel Velasco, reconoció con esta estrategia el presidente atienda al sur de México, particularmente estos tres estados que concentran un tercio de los municipios del país y a 12 millones de mexicanos.

Reconoció que sólo con el esfuerzo común de las autoridades de los tres niveles se puede desarrollar un país más justo porque hoy es un tiempo que no da cabida a los titubeos, y citando a Luis Donaldo Colosio, dijo que hoy “México nos exige y nosotros responderemos”.

México

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *