Ya no abriga el estado a los delincuentes: Graco Ramírez

AUTOR: Benito Jiménez
FUENTE: Reforma

Cuernavaca.- Desde uno de los sillones blancos de su residencia, el Gobernador Graco Ramírez advierte: “Los delincuentes saben que Morelos ya no es seguro para ellos, porque los vamos a detener”. “Saben que este estado ya no es abrigo para delincuentes, como en otros años lo fue”, enfatiza. A dos años de haber asumido la Gubernatura, Ramírez hace un corte de caja en una entidad disputada por diversas organizaciones criminales, entre ellas “Los Rojos” y “Guerreros Unidos”, ésta última vinculada con la desaparición de los 43 normalistas en Guerrero.

Incluso afirma que esos grupos delictivos ya han sido desmembrados en Morelos.

“Lo que hay en Morelos son bandas residuales, vamos a llamarlo así. Las células de ‘Rojos’ y ‘Guerreros’ han sido desmanteladas casi todas en el sur. Descubrimos que las de ‘Rojos’ y ‘Guerreros Unidos’ en la zona metropolitana tenían que relación con mandos de Policía (municipales). “Quienes protegían a las bandas y les daban cobertura, eran los mandos de Policía; esos mandos, en lugar de apoyar, estaban dando cobertura de halconeo”, explica.

Ahora, afirma, con la aplicación de Mando Único, las Policías Municipales y los Alcaldes están sujetos a revisión para evitar que se vinculen con el crimen organizado. “El delito de alto impacto ya no se ve. Aquí había gente colgada en puentes, gente por todas partes en bolsas. Cada vez es menos, ha ido disminuyendo ese tipo de actividades porque estamos desmantelando más bandas”, expone. Con todo, reconoce que hay cinco municipios que aún considera como “focos rojos”, y en uno, Amacuzac, centra su atención.

Ahí, precisa, se mueve y opera Santiago Mazari Hernández, “El Carrete”, identificado por la PGR y las autoridades estatales como líder de “Los Rojos”. “Lo tenemos identificado, ya con orden de aprehensión tenemos a 15 personajes -hombres y mujeres-, de los cuales ya detuvimos a dos. (‘El Carrete’) se mueve en Amacuzac, en el sur de Morelos y en la sierra de Guerrero”, señala. Incluso asegura que “El Carrete” también pretendió controlar los Municipios de Tlaquiltenango y Jojutla para el trasiego de drogas. “Tlaquiltenango es el municipio más grande del estado y, junto a Jojutla, se conecta con la sierra de Guerrero. ‘Los Rojos’ lo necesitan para el movimiento de la goma.

Recuerda el Gobernador que por ceder a presiones de los delincuentes, cesó al Alcalde y al director de la Policía de Tlaquiltenango. “Quiso quitar a la Policía y salirse del Mando Único y ante la emergencia decreté la toma de la Policía. Son focos rojos Tlaquiltenango, Amacuzac, y otros que impactan son Tetecala, Coatlán del Río y Puente de Ixtla”, enumera. En esos Municipios, añade, se ubica la conexión delictiva con la región de Tierra Caliente en el Estado de México, Michoacán y Guerrero.

‘El Carrete’ Y Su Pariente

Revela el Mandatario que hay investigaciones en contra de dos diputados locales, uno por corrupción y otro por nexos con el crimen organizado. “El ex Alcalde Manuel Martínez Garrigós saqueó las arcas de Cuernavaca. Es una persona agresiva y prepotente. Los diputados se han acobardado para quitarle el fuero a él y a Alfonso Miranda, diputado del PT, pariente de “El Carrete”; a solicitud nuestra, están bajo proceso de desafuero”, subraya.

Pero el Mandatario perredista lamenta que, debido al fuero, ambos legisladores no han podido ser detenidos. “Ya hay órdenes de vinculación a proceso, pero no podemos ejercerla porque tienen fuero y el Congreso no toma la decisión, no se atreven”, reclama. Para abatir delitos de alto impacto como el secuestro o el robo con violencia, Ramírez confía en las cámaras de seguridad. Detalla que han colocado 400 aparatos de alta definición en varios Municipios, y 700 más están en proceso de ser montadas.

La meta, apunta, es instalar 2 mil aparatos de video conectados al C5, también recién inaugurado. También proyecta que todas las cámaras de video colocadas en las casetas de cobro estén conectadas al centro de mando. “Queremos saber quién entra y quién sale de Morelos”, expone. Gracias a ese sistema de vigilancia, presume, han frustrado diversos plagios y ubicado a delincuentes. Sobre del delito de secuestro, recuerda que entre octubre de 2012 y diciembre de 2014 han sido detenidos 542 presuntos secuestradores.

“Con estas detenciones desarticulamos 95 bandas del crimen organizado”, precisa. Sin embargo, reconoció que en Morelos se reportan tres plagios al mes aunque señala que en 2013 eran reportados 16 diarios. “Los últimos que han hecho son por 80 mil o 90 mil pesos, ya no tienen capacidad de negociación porque tienen temor de que sean detenidos”, asevera.

Desde su óptica, el secuestro desaparecerá en la entidad cuando las víctimas dejen de pagar rescate. “Ya no tienen poder de negociación, cobran 80 mil o 90 mil pesos de rescate, quieren hacerlo rápido porque saben que los vamos a detener”. Tras admitir que la delincuencia afectó el empleo y las inversiones, dice que Morelos se va recuperando. “La gente ya sale en las noches, ya vienen los hijos los fines de semana”, argumenta.

Otro signo de confianza para viajar a Morelos, agrega, son las 64 bodas que en promedio se realizan cada fin de semana en la entidad.

1

Entrevista de Graco Ramírez en Reforma

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *