Karima El Marhoug, alias “Ruby” tiene negocios en México

Fiscales italianos preparan un pedido de asistencia judicial a México, donde la marroquí Karima El Marhoug, alias “Ruby”, tendría propiedades adquiridas con presuntos sobornos pagados por el ex primer ministro, Silvio Berlusconi.

De acuerdo con el diario La Stampa, Karima El Marhoug, alias “Ruby” es propietaria de dos edificios de departamentos para renta, un restaurante y una fábrica de pastas para sopa en la localidad turística mexicana de Playa del Carmen, en el estado de Quintana Roo.

Ese sería parte del “tesoro” acumulado por Karima El Marhoug, alias “Ruby” gracias a los pagos que le habría hecho Berlusconi a cambio de su “silencio”.

Algunos medios locales indicaron que el ex premier habría recompensado “generosamente” a Karima El Marhoug, alias “Ruby” para que no declarara en su contra en el proceso en el que fue acusado de prostitución de menor, (por mantener relaciones sexuales con ella cuando era menor de edad) y concusión.

El martes el fiscal en jefe de Milán, Edmondo Brutti Liberati, dijo que las fuerzas del orden catearon los domicilios de varias mujeres que en el pasado participaron en las llamadas fiestas del “bunga bunga” (orgías) de Berlusconi.

Los medios precisaron que fueron registrados los domicilios de al menos 20 chicas, entre ellos el de la marroquí, en el marco de la indagación abierta sobre los presuntos sobornos pagados por el ex Cavaliere a sus amigas.

También fue cateado el domicilio del abogado de Karima El Marhoug, alias “Ruby”, Luca Giuliante, en un caso en el que 45 personas (incluido Berlusconi) son indagadas por presunta “corrupción en actas judiciales” por haber mentido en el “proceso Ruby”.

En julio pasado el Tribunal de Apelaciones de Milán absolvió al ex premier de las imputaciones de prostitución de menor, bajo el argumento de que aunque mantuvo sexo con la marroquí, no sabía que era menor de edad.

También declaró “inexistente” el delito de concusión (abuso de poder) del que había sido acusado el ex Cavaliere porque en mayo de 2010, cuando era jefe de gobierno, llamó a la policía de Milán para pedir que liberara a Karima El Marhoug, alias “Ruby”, que había sido arrestada por robo.

En un primer juicio el ex premier fue sentenciado a siete años de cárcel y a la inhabilitación perpetua; ahora los fiscales se preparan para impugnar ante la Corte Suprema el veredicto absolutorio del Tribunal de Apelaciones.

Como si ello no bastara para el ex Cavaliere, la fiscalía está reuniendo pruebas para abrirle un nuevo juicio, el llamado “Ruby ter”, por sobornar a los testigos del primer proceso.

Por ello, dijo La Stampa, los magistrados preparan un pedido de asistencia judicial a México para conocer con qué dinero la marroquí habría comprado propiedades en ese país.

La hipótesis es que Berlusconi aún continúa pagando a la chica, que lleva un lujoso tren de vida incompatible con sus ingresos declarados al fisco.

Karima El Marhoug, alias “Ruby”

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *